Valerie Trierweiler pierde los papeles por François Hollande

La primera dama francesa ha vuelto a sacar su temible genio en defensa de su hombre, François Hollande, al que acompañó en una breve visita a Tulle, la ciudad de la que el ahora presidente francés fue alcalde entre 2001 y 2008.

Compartir

Valerie, una periodista muy reconocida en Francia, que por cuestiones éticas dejó su puesto como jefa de política en la revista Paris Match cuando su compañero sentimental decidió disputarle la presidencia a Nicolas Sarkozy, parece haber perdido toda empatía hacia sus compañeros de profesión. Es lo que piensa el pobre cámara que seguía al presidente francés durante la visita de la pareja a Tullle, y al que una enfurecida Valerie tiró violentamente de la capucha al grito de “Bueno, ¡ya vale!”, para apartarle del camino de Hollande.

Valerie Trierweiler agarrando a un cámara

Momento en el que Valerie tira de la capucha del cámara para quitarle del medio, sin contemplaciones.

La escena quedó recogida en un video que, no solo se emitió en el programa de humor Le Petit Journal, en Canal Plus, sino que ciircula por Internet batiendo records de reproducciones, lo que ha obligado al Elíseo a salir en defensa de la primera dama: “Los cámaras empujaron varias veces a la señora Trierweiler. El trabajo no impide la cortesía”, han dicho.

Y es que la visita de Hollande y Trierweiler se produjo en un momento extremadamente complicado por la indignación de los franceses, que han estado a punto de armar otra revolución tras saberse que Jerome Cahuzac, exsecretario de Estado de Presupuestos, ha admitido haber tenido cuentas ocultas en Suiza y Singapur.

Así, con los ánimos muy crispados, el equipo de seguridad de Hollande hizo su trabajo con un colega añadido, la propia Valerie, una inestimable ayuda a la hora de despejar el camino del hombre de su vida, François Hollande: «No he escogido tener una vida pública, he escogido a François, pero me adaptaré», dijo Valerie en mayo de 2012, cuando su pareja llegó a la presidencia de Francia. Y vaya si se ha adaptado.

François Hollande y Valerie Trierweiler

El amor es el amor, y Valerie no dudó en dejar su brillante carrera como periodista política en Paris Match cuando Hollande ganó la presidencia de Francia.