Trucos para cocinar con la mitad de grasa

Trucos para cocinar con la mitad de grasa

Un plato rico y con la mitad de grasa es posible. Desde el Instituto Médico Laser, y de la mano de la nutricionista Cristina Rodríguez Alconada, te contamos unos pequeños trucos para conseguirlo. Además de a los propios alimentos, se debe prestar atención a los formatos, ya que existen alternativas muy sanas y con variantes bajas en grasa como pueden ser las conservas. En el caso de los pescados, la conserva es un producto que ha sido cocinado, esterilizado y colocado en un envase igualmente esterilizado, perfectamente hermético. Son muy versátiles y de larga duración, ideal como fondo de despensa y una manera fácil de comer pescado. No utiliza conservantes, es segura desde un punto de vista microbiológico y conserva las propiedades nutritivas del producto sin necesidad de refrigeración.

Crees comer ligero, sin embargo tu báscula no se mueve… Algo estás haciendo mal a la hora de cocinar. ¡Atenta!
Para ensaladas
Si queremos hacer una ensalada César sin tanto queso se puede simular la salsa mezclando yogurt natural desnatado o 0% con una cucharadita de mostaza de Dijon.
– Aliño francés: sal, pimienta, vinagre y una cucharada sopera de jugo de limón
– Aliño inglés: una cucharadita de mostaza, una cucharadita de aceite de oliva y una cucharadita de salsa de soja.
¿ligeras o no?
¿Sabías que no todas las ensaladas son ligeras? La ensalada verde tiene 181 kcal mientras que la César 519 kcal.
Para la carne:
– Para el pollo a la plancha: Según se está haciendo el pollo le añadimos ajo en polvo y perejil. Dejamos que se dore en la plancha y justo antes de sacarlo se le añade un chorrito de zumo de limón.
– Para hacer la ternera a la plancha, le da muy buen sabor añadir tomillo. mientras se va haciendo.
¿BLANCA O ROJA?
Las carnes magras tienen menos grasa. Mejor pollo, conejo o pavo, que ternera, cordero o cerdo.
Para el pescado:
– Para que el pescado a la plancha no quede tan seco, se le puede añadir, al igual que al pollo, ajo en polvo, perejil y zumo de limón.
– O bien simplemente romero y cuando se vaya a sacar de la plancha un chorrito de zumo de limón.
¿blanco o azul?
El azul es más graso y calórico que el blanco, pero también es imprescindible porque nos aporta ácidos grasos insaturados.
Para la pasta:
– Se puede elaborar una salsa mezclando queso fresco con yogur 0%, bien batido y una cucharadita de huevas de lumpo.
– Salsa de tomate: Tomate natural triturado con unas gotitas de aceite (cuanto menos aceite, menos calorías tiene) y orégano.
¿pasta integral?
La pasta integral se recomienda a personas con problemas de salud, sobrepeso u obesidad.
Para las frutas:
– No olvides que la fruta al horno (peras, manzanas…) se convierte en uno de los postres más ligeros y sabrosos.
– No es preciso añadir azúcar. La fructosa de la fruta se encargará de que cada bocado sea dulce. Lo que sí puedes echar es un poco de canela. Le dará un toque delicioso.
Sabías que…
El coco es la fruta más calórica seguida del aguacate. Y la sandía es la que menos calorías contiene gracias a su alto nivel de agua.