Suárez despedido con honores militares en cortejo fúnebre hasta Cibeles

La capilla ardiente del expresidente del Gobierno, Adolfo Suárez reabrió sus puertas a las 7 de la mañana, una hora antes de lo previsto, por petición de la familia. Cuando los hijos de Adolfo Suárez regresaron a primera hora de la mañana al Palacio de Congresos encontraron una larga cola de ciudadanos que aguardaban desde antes de las seis de la mañana para presentar sus respetos al expresidente, por lo que solicitaron al presidente de la sala el adelanto de la reapertura de las puertas para que accediesen a la capilla ardiente, lo que pudieron hacer a las 7 de la mañana, una hora antes de lo previsto.

Compartir

El expresidente del Gobierno, Adolfo Suárez, ha sido despedido el martes en Madrid con honores militares en un cortejo que trasladó su féretro desde el Congreso de los Diputados hasta la Plaza de Cibeles, ampliándose el itinerario inicialmente contemplado debido a la gran afluencia de público que pasó el lunes por la capilla ardiente instalada en el Congreso.

suarez2

El féretro de Adolfo Suárez, saliendo del Congreso de los Diputados

Aunque los planes previos establecían que el cortejo terminaría en la Plaza de Neptuno -al igual que sucedió con el expresidente Leopoldo Calvo Sotelo– en esta ocasión el recorrido se prolongó hasta la Plaza de Cibeles “para facilitar que todos los ciudadanos que así lo deseen puedan rendirle su último homenaje”, según expuso en su comunicado la Moncloa.

Los hijos del expresidente y sus nietos estuvieron en la Cámara, presidiendo la capilla ardiente de Adolfo Suárez hasta que el Congreso cerró sus puertas pasadas las 2 de la madrugada y volvieron a hacer acto de presencia antes de que reabriese sus puertas a los ciudadanos.

hijos-y-nietos-siarez

Adolfo Suárez Illana, su mujer Isabel Flores y sus dos hijos, Adolfo y Pablo. Detrás de Pablo, el hijo pequeño está Fernando Romero, viudo de Marian Suárez.

Poco antes de las 9 de la mañana, el presidente del Congreso, Jesús Posada, anunció que 30.000 personas habían pasado hasta ese instante por la capilla ardienteUna hora después de cerrarse la capilla ardiente a las 10, un piquete de honor inició las honras fúnebres y portó el ataúd de Adolfo Suárez desde el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso hasta el final de la escalinata de la Puerta de los Leones, tras pasar por el vestíbulo de Isabel II, donde el presidente del Gobierno, acompañado por los presidentes del Congreso y del Senado, presidió la ceremonia cuando se le presentaron honores militares, con arma presentada y sonando el Himno Nacional.

sonsoles-alejandra-romero-wilson

Sonsoles, la hija pequeña de Suárez, con su marido Paolo Wilson y la nueva Duquesa de Suárez, Alejandra Romero Suárez, hija de la fallecida Marian

A continuación, el féretro fue depositado sobre un armón de artillería y, seguido a pie por la familia Suárez y las autoridades, fue conducido por la plaza de Cánovas del Castillo y el paseo del Prado, hasta la plaza de Cibeles.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, presidió a partir de las 11 los actos de despedida del féretro.

Después de una despedida del duelo con toque de oración, descarga de fusilería de la Guardia de Honor y desfile ante el féretro, éste fue introducido en un furgón que lo transportará hasta la Catedral de Ávila, donde los restos mortales del expresidente Suárez recibirán sepultura.

Compartir
Artículo anteriorPaula Echevarría declara su amor a Bustamante por su 32 cumpleaños
Artículo siguienteMultitudinario entierro de Adolfo Suárez en la catedral de Ávila