¿Segunda boda para el príncipe Andrés de Inglaterra y Sarah Ferguson?

Según la prensa del Reino Unido el tercer hijo de la reina Isabel II de Inglaterra y su exesposa Fergie han vuelto reconciliarse como pareja e incluso se asegura que los que estaban considerados como los divorciados mejor avenidos del Gotha volverán a casarse. El príncipe Andrés de Inglaterra y Sarah Ferguson contrajeron matrimonio en en la Abadía de Westminster, en Londres, el 23 de julio de 1986. Ahora podrían volver a repicar campanas nupciales en la Casa Real británica y no precisamente para los cotizados ‘singles’ de la nueva generación de la familia, que encabezan el ‘top-ten’ de los solteros más cotizados de Gran Bretaña, sino para los ya maduros Andrés y Fergie, de 53 años ambos, padres de las princesas Beatriz, de 25, y Eugenia, de 23.

Compartir

Cuando se empezaba a especular en los periódicos británicos con la posibilidad de que EL PRÍNCIPE ENRIQUE FORMALIZASE SU NOVIAZGO con Cressida Bonas han sido sus tíos, los duques de York, los que podrían dar el campanazo con una nueva boda real de los Windsor. El pequeño príncipe de Cambridge, HIJO DE GUILLERMO Y KATE DE INGLATERRA, podría haber traído una boda bajo el brazo. Para ‘The Telegraph’, tanto se han reavivado las brasas del amor de los duques de York, que habían permanecido inusualmente unidos como exesposos desde su divorcio en 1996, que la pareja incluso se plantearía un nuevo enlace.

El principe Andres de Inglaterra y Sarah Ferguson, duques de York, en Londres en abril de 2013

El príncipe Andrés de Inglaterra y su exesposa, Sarah Ferguson, duques de York, fotografiados en sus salidas en pareja en Londres hace cuatro meses.

Fue la recordada princesa de Gales, lady Di, quien les presentó en 1985 y el flechazo entre el príncipe y la espontánea pelirroja fue tan fulminante que unos meses después, a comienzos de 1986, se comprometieron oficialmente y en julio de ese año se casaban. El nacimiento de sus dos hijas no se hizo esperar y los duques de York eran la viva estampa de una familia feliz…

El principe Andres de Inglaterra y Sarah Ferguson, duques de York, en el bautizo de su primogenita, la princesa Beatriz, en 1988

Los primeros años de matrimonio fueron de una gran sintonía entre los duques de York, que bautizaron felices a su hija mayor, la princesa Beatriz en la Capilla Real del Palacio Saint James de Londres en diciembre de 1988.

Sin embargo los problemas no tardaron mucho en surgir entre ellos y a los seis años de matrimonio, en 1992, empezaron a exteriorizar su crisis de pareja. Dejaron de entenderse y mientras el príncipe Andrés se alejaba para atender sus deberes reales y navales, Sarah empezó a ser vista en compañía de otros hombres, como el millonario texano Steve Wyatt, lo que motivó que en enero de 1992 se anunciase su separación.

Con el anuncio del cese de su convivencia y su separación no terminaron sus problemas, pues en agosto de ese mismo año las fotos de Fergie con John Bryan, administrador financiero estadounidense, en actitud comprometida (él le chupaba los pies a la duquesa, que hacía  ‘topless’), deterioró la relación de Sarah con la familia real.

En 1996, tras seis años de matrimonio y cuatro de separación, los duques de York pactaron su divorcio y Sarah Ferguson perdió el tratamiento de Alteza Real, aunque conservó el título de duquesa de York, por deseo de su paciente y civilizado exesposo. En sus diecisiete años de divorciados, Andrés y Sarah han establecido la más cordial y entrañable de las relaciones. El príncipe siempre fue un pilar en el que se apoyó Fergie en sus numerosos y polémicos avatares económicos que la llevaron a los titulares sensacionalistas durante esta década y media en varias ocasiones.

El principe Andres y Sarah Ferguson, duques de York, en la graduación de su hija, la princesa  Beatriz en el Goldsmiths College en septiembre de 2011

El tercer hijo de la reina Isabel II de Inglaterra y su ex esposa, Sarah Ferguson, mantuvieron la educación compartida de sus hijas. Los duques de York, en la graduación de su hija, la princesa  Beatriz en el Goldsmiths College hace dos años.

Sus hijas Beatriz y Eugenia siempre han sido un puente tendido entre ellos, que mantuvieron una EDUCACIÓN COMPARTIDA DE LAS PRINCESAS. Sin duda LAS NIETAS DE LA REINA ISABEL II estarán encantadas con el reencuentro sentimental de sus padres, el príncipe Andrés y Sarah Ferguson,que con la madurez han reconsiderado algunas de las cuestiones que les distanciaron en su juventud y están retomando posiciones para darse una nueva oportunidad.

Por otra parte las relaciones de Sarah Ferguson con la que fue su suegra, Isabel II, siempre fueron buenas, aunque la pelirroja duquesa de York no conectase tan bien con el príncipe Felipe de Edimburgo, su exsuegro. Por deseo de la soberana, Sarah estuvo presente en los acontecimientos familiares más señalados, como los funerales de la reina madre, Elizabeth Bowes-Lyon, de la princesa Diana de Gales y Fergie fue igualmente su invitada en numerosas fiestas de aniversario de la realeza británica… El hecho de que la duquesa de York no asistiera al enlace real entre el duque y la duquesa de Cambridge, Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton, el 29 de abril de 2011, parecía indicar un alejamiento de Sarah y los Windsor que ahora parecen desmentir los hechos recientes que tanto revuelo mediático están creando en el Reino Unido.

La reciente visita de la duquesa a Balmoral, residencia de verano de Isabel II, donde ha pasado unos días junto a sus hijas, Beatriz y Eugenia, y su exmarido, el príncipe Andrés, muestra lo estrechos vínculos que mantiene a fecha de hoy con la soberana y los Windsor.

Andrés de Inglaterra y Sarah Ferguson, los duques de York han compartido durante todos sus años de divorciados residencia en el Royal Lodge, la casa de vacaciones de la reina madre a las afueras de Londres, donde la duquesa venía ocupando, hasta ahora, una habitación de huéspedes… En todo este tiempo, Fergie no ha tenido más que reconocimiento hacia Andrés y cuando trascencía alguno de sus  episodios amorosos la duquesa de York fijaba límites: “¿Enamorarme? …Sí, pero olvidándonos del tema esposo. Yo he tenido el mejor marido del mundo y no me quiero casar de nuevo”.

El principe Andres y Sarah Ferguson, con sus hijas, las princesas Beatriz y Eugenia, durante unas vacaciones de invierno en la estación de Verbien, en Suiza, en febrero de 2011.
Las reuniones y encuentros de los divorciados, Andrés de Inglaterra y Sarah Ferguson, han sido continuos durante sus 17 años de separación. En la foto, los duques de York con sus hijas, las princesas Beatriz y Eugenia, durante unas pasadas vacaciones de invierno en la estación de Verbien, en Suiza, en febrero de 2011.

Ahora tratándose del mismo príncipe Andrés, las cosas podrían ser diferentes, según las noticias difundidas por la prensa británica. Falta que los interesados confirmen su rumoreada reboda vía redes sociales, en las que los dos son muy activos: ella ‘tuitea’ desde la cuenta (at)SarahTheDuchess y el príncipe Andrés de Gran Bretaña se unió al servicio de microblogueo en julio de este año con el nombre de (at)TheDukeOfYork, siendo el primer miembro de la Familia Real británica que tiene cuenta a título personal, donde ya le siguen miles de simpatizantes y donde el hijo de la reina firma sus mensajes como “AY” (Andrés York).

 

Compartir
Artículo anteriorLa hija de Jesulín y María José Campanario hizo la Primera Comunión en 'Ambiciones'
Artículo siguienteBoda playera del presentador Andrés Caparrós