Se estrecha el cerco en torno a la infanta Cristina

Diego Torres, exsocio de Iñaki Urdangarin, ha enviado al juez Castro otra remesa de correos electrónicos en un nuevo intento de vincular a la infanta Cristina con las actividades del Instituto Nóos. Los correos, además, vuelven a dejar en entredicho a Carlos García Revenga, el secretario personal de las infantas Elena y Cristina, quien en su declaración del pasado mes de febrero ante el magistrado, en Palma de Mallorca, había asegurado que, si bien figuraba como tesorero del Instituto Nóos, jamás había manejado sus cuentas ni participado en la administración de la entidad.  

4.078
Compartir

En uno de los correos, fechado el 20 de febrero de 2003, Iñaki Urdangarin solicita opinión a su esposa sobre asuntos de negocios, y le escribe a su correo profesional en la Fundación La Caixa para pedirle que revise un comunicado que quiere enviar a “clientes, proveedores y amigos” de Nóos: “Aprovecho que estás conectada para enviarte una comunicación de Nóos que tengo que enviar. Hay dos versiones. Léelo y dime qué piensas please“, escribe Iñaki, que debió recibir la conformidad de su esposa, puesto que al día siguiente reenvió el documento a varios contactos, entre ellos, don Juan Carlos, doña Sofía, la infanta Elena y García Revenga: “Gracias amor, a veces por no saber lo que piensas voy más perdido, pero mi reacción no es la de dejarte así. Un beso. Muuuuuuuuaaaa“. Otros correos ponen de manifiesto que Iñaki explicaba a su mujer, a la que llama “My kid” (“Mi niña”), detalles del funcionamiento y los negocios de Nóos, no en vano ella formaba parte de su junta directiva. 

La nueva remesa de correos revela los frecuentes contactos que Torres y Urdangarin mantenían con altos cargos de la Generalitat de Valencia, especialmente con el exvicepresidente Víctor Campos y Esteban González Pons. Sin embargo, el más perjudicado en esta ocasión parece ser Carlos García Revenga, porque los correos de Torres revelan que estaba al tanto de cada movimiento de Iñaki Urdangarin y de todas sus actividades, de hecho, llegó a enviar al duque un informe policial sobre los escasos riesgos que conllevaba la celebración de eventos en Baleares en materia de seguridad. Además, Revenga aparece como intermediario del matrimonio Urdangarin en numerosas ocasiones. Así, por ejemplo, tras escribir una carta al Comité Olímpico Internacional, Urdangarin pide a Revenga que “facilita una copia a Cristina de mi parte”.

La historia promete seguir en próximos capítulos, porque Diego Torres ha asegurado que, no solo no parará hasta demostrar que todas las decisiones del Instituto Nóos eran supervisadas por Zarzuela y los cinco miembros de la Junta Directiva, incluida Cristina, sino que podría ir todavía más lejos. De hecho, Torres amenaza con desvelar “la batería de correos más destructiva de todas”, como él mismo dijo en referencia a los correos de carácter íntimo y personal que tiene en su poder y que, según algunos periódicos, podrían contener informaciones devastadoras para el matrimonio de los duques de Palma, como supuestas infidelidades de Urdangarin.

Respecto a esta amenaza de Torres, sin embargo, hay que decir que tanto el juez Castro como la Fiscalía Anticorrupción han asegurado que “el sumario no acogerá mensajes que afecten a la intimidad de uno de los imputados y que no aporten hechos relevantes para la investigación”.

Duques de Palma