Scotland Yard vuelve a descartar que Diana de Gales fuera asesinada

Según la agencia británica de noticias Press Association (PA), las investigaciones policiales han descartado que ningún miembro de las Fuerzas Especiales británicas (SAS) estuviera implicado en las muertes de Diana de Gales y Dodi Al Fayed, ocurridas el 31 de agosto de 1997.  

Compartir

La Policía Metropolitana de Londres ha confirmado, este martes 17 de diciembre, que no hay «pruebas creíbles» sobre la participación del Ejército británico en el fallecimiento, en 1997, de Diana de Gales y su novio Dodi Al Fayed.
Fue el pasado mes de agosto cundo, a raíz de las informaciones ofrecidas por un exsoldado sobre la muerte de Lady Di y Dodi Al-Fayed, que revelaban que la pareja pudo haber sido asesinada por la élite del ejército británico, Scotland Yard decidió abrir una nueva investigación, que finalmente ha dado por concluida.
Durante los últimos cuatro meses, un equipo de siete detectives ha investigado la veracidad de unas acusaciones que hicieron circular todo tipo de especulaciones acerca de la muerte de Diana. En sus conclusiones, Scotland Yard asegura que «no es posible demostrar de forma concluyente lo que fue o no fue dicho por las fuentes que aseguraban que la muerte de la Diana de Gales se trataba de un asesinato. Sin embargo, está muy claro que, debido a la publicidad y a las conjeturas que siguieron a estas muertes e investigaciones hubo quienes quisieron demostrar un determinado conocimiento sobre el suceso para reclamar, por el motivo que sea, un reconocimiento».

diana de gales

Diana y Dodi en una de sus últimas imágenes poco antes del accidente de coche que acabó con su vida.

Ya ha habido varias investigaciones en torno a las circunstancias que rodearon el accidente de coche en el que falleció la princesa de Gales. En diciembre de 2006, un informe policial llegó a la conclusión de que no existían pruebas que apuntaran a la posibilidad del asesinato, a la misma que llegaron los investigadores franceses.
Otra investigación judicial abierta en el Reino Unido en 2007 responsabilizó de lo ocurrido al estado de embriaguez en el que conducía el chófer.

 diana de gales

El estreno de la película Diana, protagonizada por Naomi Watts, ha vuelto a poner de actualidad a la princesa de Gales y las circunstancias de su muerte.

Compartir
Artículo anteriorKim Basinger apuesta por el look masculino para reaparecer en Nueva York
Artículo siguienteFonsi Nieto y Alba Carrillo, juntos por su hijo Lucas