Santillana del Mar, una joya cántabra

Por mérito propio, Santillana del Mar es una de las localidades más visitadas del norte de España y desde el pasado julio forma parte de la asociación de Los pueblos más bonitos de España. Con un gran patrimonio histórico y perfectamente conservada, pasear por sus calles es hacer un auténtico recorrido por la Edad Media.

Compartir

Declarada Conjunto Histórico Artístico en julio de 1943, uno de los máximos reclamos es la colegiata de Santa Juliana, que data de mediados del siglo XII, una de las joyas del románico de la cornisa cantábrica, que tiene una estructura similar a San Martín de Frómista (Palencia), con tres ábsides y tres naves.

santillana del mar

Entre los edificios más destacados se encuentran el Palacio de Velarde, el Ayuntamiento y la Torre de don Borja. Si viajas con niños, no te puedes perder su estupendo zoo.

santillana del mar

Un plan perfecto es una ruta por otras localidades de la zona, como Comillas, a 16 kilómetros, donde puedes ir a la playa, o Santander y San Vicente de la Barquera, a 30 kilómetros.

Y a solo dos kilómetros se encuentra la célebre cueva de Altamira, que está cerrada al público. Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde 1985, puedes visitar su estupenda réplica.

Toda la información en www.santillanadelmar.es