Rubén Cortada, un chico con mucho arte: “Lo de sex symbol lo piensan los demás”

Rubén Cortada, el chico de moda tras su participación en las series El tiempo entre costuras y actualmente en El Príncipe, ha entregado el I Premio Ron Barceló Imperial / ARCOmadrid a la mejor exposición de 2013, que ha recalado en Ignasi Aballí por Mirar (el otro lado). Allí hemos hablado con él de su presente y su futuro…

Compartir

Sus intensos ojos verdes se han paseado en la jornada inaugural de ARCO, la feria internacional de arte más importante de España. Y el cubano lo hizo para entregar el primer Premio Ron Barceló Imperial a la mejor exposición del año pasado, que fue a parar al artista Ignasi Aballí.

Rubén Cortada, de 29 años, sigue tomándose con humor la etiqueta de sex symbol del momento, cimentado en sus papeles de conquistador en series como Bandolera y El tiempo entre costuras, ambas de Antena 3: “Yo no lo noto. Eso lo pensáis vosotros”, replica escuetamente. ¿Eres tímido?: “Sí, hombre, no lo entregues todo a la primera…”, nos ha comentado, con una leve sonrisa. Lo cierto es que él está muy lejos del malvado y agresivo Faruq de la serie El Príncipe (Tele 5). 

Ruben Cortada Arco

El actor cubano, junto al artista galardonado, Ignasi Aballí, y el director de la feria, Carlos Urroz.

Eso sí, está encantado con el éxito de la serie, que en el capítulo de anoche volvió a batir su récord de audiencia: “Creo que subiremos más. Sigo pensando que todavía es poco…”, asegura. El actor está asimilando el éxito y la fama con calma: “Lo vivo tranquilo, en casa. Estoy contento de haber formado parte de una cosa que haya tenido tenido tanto éxito. Pero lo del éxito lo vivís más vosotros que nosotros en primera persona. Sientes el runrún de que se habla, pero tú sigues en casa, yendo a la escuela, preparándote… La mirada de la gente en la calle es diferente, pero bueno… A pesar de que llevo gorro, siempre me ven”.

Ruben Cortada Arco

Rubén, dueño de unos preciosos ojos verdes, se toma a broma lo de su atractivo.

Ruben Cortada cuenta que la peor parte de la fama es “la pérdida de la privacidad”, algo que comprobamos con sus gestos algo esquivos y la economía de sus palabras. Es más, cuando le preguntamos cuáles son sus armas para seducir, él se limita a sonreír, como sorprendido, e incluso parece que se sonroja.

De momento, el joven, que llegó a España hace casi una década para trabajar como modelo, ahora se va a tomar unas cortas vacaciones para viajar a Cuba: “Allí me espera mi familia. Será poco tiempo, porque tengo trabajo”. Rubén tiene proyectos de los que, por ahora, no puede avanzarnos más detalles, salvo que son “cosas interesantes en cine”. Además, sigue estudiando Dirección y Realización de Cine. Algún día desea estar detrás de las cámaras contando una historia propia. “Me gustaría hacer no solo algo comercial, sino algo con lo que la gente se quede para siempre. Una buena película”. Y nos da una pista: Réquiem por un sueño, de Darren Aronofski, es su filme preferido.

 Ruben-Cortada-El Principe

Rubén Cortada, junto a sus compañeros Hiba Abouk, Jose Coronado y Álex González, en el preestreno de la serie El Príncipe.

 

Compartir
Artículo anteriorElena ejerce de infanta y sigue con su agenda
Artículo siguienteElsa Pataky, en la recta final de su embarazo, de compras con su suegra