Rocío Carrasco, al mal tiempo buena cara

El mismo día que se hizo pública la sentencia que condenaba a Ortega Cano, Rocío Carrasco, que mantiene un contencioso con su exmarido, Antonio David Flores, por la custodia de su hija, acudió con Fidel a una fiesta en Madrid.

Compartir

No corren buenos tiempos para la Rocío Carrasco, de 35 años, y su familia. Pero ella sigue feliz junto a Fidel Albiac, que en febrero cumplió 40, con quien mantiene una estable y serena relación desde hace ya más de casi catorce años.

Rocío Carrasco ayer en una fiesta en Madrid

Rocío Carrasco no quiso perderse la inauguración de uno de los sitios más chics de de esta temporada de primavera/verano en Madrid.

Rocío, que el próximo 29 de abril cumple 36 años, mantiene un contencioso con su exmarido, Antonio David Flores, por la custodia se su hija Ro, de 16 años porque, al parecer, la niña ha pedido irse a vivir con él. Son malos momentos para la hija de la recordada Rocío Jurado, que, discreta, no quiere pronunciarse sobre el asunto.

Por otro lado, ayer 24 de abril también se hizo pública la sentencia condenatoria de Ortega Cano. Rocío, prudente, tampoco quiso hablar del tema. 

Fidel y ella acudieron a la inauguración de la terraza Jardín de los Macerados, en Madrid, donde se reunieron con amigos y lo pasaron estupendamente. Este oasis en pleno centro de la capital, en la calle Marqués de la Ensenada, en los jardines del Instituto Francés, aspira a convertirse en uno de los lugares más trendys de la temporada estival. Un afterwork (sitio para tomar algo a la salida del trabajo, tan de moda en los últimos años) para refrescar las tardes/noches veraniegas.

Rocío Carrasco y Fidel Albiac en la terraza Jardín de los Macerados

La pareja a la salida de la fiesta de inauguración de la terraza Jardín de los Macerados.