Ribadesella, la perla del Cantábrico

A solo 80 kilómetros de Oviedo y 118 de Santander, Ribadesela es una encantadora ciudad asturiana, dividia por el río Sella y bañada por el Cantábrico. Es perfecta para los amantes del turismo de naturaleza, pues disponen de una gran oferta de casas rurales, los que deseen disfrutar de la playa y los que tengan, además, inquietudes culturales.

Compartir

ribadesella2

Enclave exclusivo: Tradicionalmente ha sido uno de los lugares de veraneo más exclusivos de España y cuenta con espectaculares casas de indianos en su paseo marítimo.

Playa de Santa Marina: El río Sella desemboca en esta playa urbana de Ribadesella, que, en su kilómetro y medio de largo, tiene reservadas numerosas sorpresas para el visitante, como las huellas de los dinosaurios, que encontrarás al final del Paseo de la Pinta del Pozu, en la bajada del acantilado.

Cueva de Tito Bustillo: Es en realidad una sucesión de galerías de 800 metros, donde se encuentran algunas de las mejores pinturas paleolíticas de Europa, con 25.000 años de antigüedad. Es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

ribadesella

Ermita de La Guía: Del siglo XVI, es de estilo renacentista y sufrió una profunda remodelación en el siglo XIX. En el Monte Corbero, desde el mirador, tendrás unas vistas impactantes.

Compartir
Artículo anteriorMette-Marit de Noruega celebra su 40 cumpleaños con su familia al completo
Artículo siguienteNew York Burger trae a Madrid los sabores de la ciudad de los rascacielos