Renée Zellweger, espléndida en la “Fashion Week” de Berlín

La actriz texana Renée Zellweger brilló con luz propia en la alfombra roja de la fiesta de Hugo Boss en Berlín, antesala para las celebrities de las sillas de la primera fila de la Mercedes-Benz Fashion Week de Berlín, donde la firma alemana presenta su colección Otoño /Invierno 2013. Hugo Boss, fiel a su estilo apuesta por el minimalismo sobre la pasarela y el glamour en la sala, donde cuenta con la presencia de destacadas personalidades de la vida artística y de la moda, como Renée Zellweger, entre otros, en esta cita en la capital alemana. Esta reunión festiva previa, derroche de lujo, famosos y estilo es la particular tarjeta de presentación de la casa.

2.894
Compartir

No podía faltar una incondicional de Hugo Boss como Renée Zellweger a su fiesta de Berlín, previa al desfile de su colección en la Fashion Week berlinesa. Una oportunidad de oro para que los seguidores de Renée, se deleiten con el actual aspecto físico de la chica “yoyó” más célebre del cine americano, experta desde hace una década en ganar o perder peso por exigencias del guión.

Renee-Zellweger-y-Edward-Norton en Berlín

Renée Zellweger coincidió en la fiesta berlinesa con su polifacético compatriota Edward Norton, actor, director, productor y guionista de éxito.

Además de ser una de las pocas actrices que han conseguido ganar los cuatro premios más importantes del cine, el Oscar, el BAFTA, el Globo de Oro y el del Sindicato de Actores, Renée Zellweger, es igualmente famosa por seguir una de las dietas alimenticias más disciplinadas que combina con una férrea rutina de ejercicios físicos que le permiten seguir mostrando un aspecto envidiable ya entrada en la década de los cuarenta, como acaba de demostrar en Berlín.

Luciendo sus esculpidos brazos, la espalda y las piernas musculadas, Renée Zellweger se convierte en todo un referente y un ejemplo a seguir para muchas mujeres que han subido y bajado de peso en repetidas ocasiones y en breves períodos de tiempo. La actriz estadounidense logra cambiar su cuerpo, engordando o adelgazando, según sus deseos, aunque no tan fácilmente como algunos podrían pensar.

Renée-Zellweger-en Berlín

 

Desde comienzos de la década pasada, Renée Zellweger es experta en engordar (“Bridget Jones”) y adelgazar (“Chicago”) por exigencias del guión.

Estricta en temas de alimentación, Renée es una experimentada autoridad en lo que a dietas se refiere, desde la “Snooki” (comida baja en carbohidratos y para picar entre horas: un cubito de hielo) a la del “Plato de postre” (racionar las porciones para evitar excesos), pasando por las clásicas como la “Atkins” (basada en el control de los carbohidratos), de la que es devota para mantener la figura más a largo plazo para evitar el indeseado y frecuente efecto rebote…

Para completar el régimen: ejercicio físico a tope, pues Renée Zellweger practica diariamente “running”, siendo capaz de correr hasta 18 kilómetros, enganchada a su inseparable iPod. Para completar su entrenamiento dirigida por Tracy Effinger combina el yoga, la danza, la gimnasia y el Pilates…. Así la que fuera rotunda Bridget Jones, en 2001, y luego espectacular chica de cabaret en “Chicago”, en 2002, puede seguir exhibiendo una figura escultural hoy, a sus 43 disciplinados años, sobre las alfombras rojas a uno y otro lado del Atlántico.