Caldo gallego ligero

326
Compartir

Receta de Caldo gallego ligero

  • 400 gr. de morcillo de vaca
  • 100 gr. de jamón serrano magro
  • 1 hueso de babilla
  • 1 hueso de jamón
  • 1 hueso de espinazo salado
  • 2 patatas
  • 1 puerro
  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
  • 1 nabo
  • ½ frasco pequeño de judías blancas cocidas al natural
  • 3 clavos
  • 2 ½ l. de agua
  • 1 manojo de nabizas o grelos
  • Refrito (para sustituir el chorizo): 1 diente de ajo
  • 4 cucharadas de aceite
  • 1 cucharadita de pimentón.

Cómo hacer Caldo gallego ligero

Paso1: Pelar la cebolla y el puerro y ponerlos en la olla rápida junto con la carne, el jamón, los huesos lavados, la zanahoria y el nabo, raspados y lavados ambos, los clavos pinchado en la cebolla, una patata en lonchas finas y el agua.

Paso2: Tapar la olla, acercarla al fuego y, cuando adquiera  presión, bajar la llama y contar 25 minutos. Limpiar los grelos o nabizas, cortarlos y cocerlos 2 minutos en agua hirviendo con sal. Añadirlos a la olla junto con la otra patata en trozos y las judías.

Paso3: Cocer sin cerrar la olla unos 20 minutos, comprobar el punto de sal y rectificarlo. Refrito: Freír un diente de ajo picado en el aceite, añadir el pimentón y regar el caldo. Sacar la carne y el jamón, cortarlos en trozos y añadirlos al caldo. Servirlo muy caliente.