Primer día de Ascot, la carrera de caballos más sofisticada del mundo

La reina Isabel II, imparable a sus 87 años, inauguró ayer junto a su familia las carreras de Ascot. El día anterior había estado en Windsor en la Orden de la Jarretera, y el pasado fin de semana en el tradicional Trooping the Color. Kate Middleton, retirada hasta que de a luz, no asistió.

Compartir

El pasado año la organización de ROYAL ASCOT -la carrera de caballos más sofisticada del mundo- tuvo que pedir decoro a la hora del vestir de las señoras. La extravagancia de algunas asistentes provocó que la organización recordara que no se puede llevar minifalda, ni tirantes, ni looks que muestren la ropa interior.

Reina-Isabel II y-Camilla-Parker Bowles ayer en Ascot

Isabel II y Camilla Parker-Bowles ayer a su llegada a las carreras en el tradicional coche de caballos.

Isabel II -Carlos-y-Camila-ayer en las carreras de Ascot

La reina Isabel, Carlos y Camilla, perfectamente vestidos según el estrictísimo protocolo de las carreras, que exige chaqué (morning dress) para los caballeros, y traje por debajo de las rodillas para las señoras, que deben ir tocadas con una pamela.

Beatriz-y-Eugenia-con-andres de Inglaterra ayer en Ascot

Las princesas Beatriz y Eugenia llegaron con su padre, el príncipe Andrés, duque de York.

Ascot es, sin duda, una de las citas más importantes del panorama social británico al que asiste una gran representación de la familia real. Ayer, 18 de junio, fue la inauguración presidida por la reina Isabel II, de nuevo sin su marido que se encuentra recuperándose de una operación. Las carreras más famosas del Reino Unido, y posiblemente del mundo, duran hasta el día 22, por lo que el desfile de pamelas vivirá sus días de esplendor en las próximas jornadas.

Las princesas Beatriz-y-Eugenia-ayer en Ascot

Beatriz y Eugenia, hijas de Andrés y Sarah Ferguson contrataron hace unos meses a un estilista pues sus looks siempre eran muy criticados.

Princesa-Ana de Inglaterra en Ascot

La princesa Ana, fiel a uno de sus tradicionales vestidos de fondo de armario. La hija de la reina Isabel es conocida por recuperar ropa que, en algunas ocasiones, puede tener 20 o 30 años.

Sophie-Rhys-Jones ayer en Ascot

Sophie Rhys Jones, condesa de Wessex, también cumplió a rajatabla las normas del protocolo.

El duque de Edimburgo no asistió, pues se encuentra recuperándose de su última intervención, como tampoco fue al tradicional TROOPING OF COLOR, celebrado el pasado fin de semana, o a la reunión de la ORDEN DE LA JARRETERA, el lunes. Isabel II, imparable a sus 87 años y en plenos fastos por el 60 aniversario de su coronación (el pasado año celebró su JUBILEO DE DIAMANTE por su ascenso al trono) tiene una ajetreada agenda que cumple a rajatabla con la envidiable salud característica de los Windsor. Recordemos que su madre falleció a los 101 años plenamente incorporada a la vida pública. 

Como ya estaba anunciado, Kate Middleton no acudió, pues está EN LA RECTA FINAL DE SU EMBARAZO, y ya se ha retirado de la vida pública hasta dar a luz.

Compartir
Artículo anteriorFalcao, un cuerpo diez, de vacaciones con su mujer en Miami
Artículo siguienteEnsalada de brotes de espinacas