Praga y Cesky Krumlov, para románticos

Praga y Cesky Krumlov son la combinación perfecta para hacer un viaje romántico o para disfrutar de una luna de miel inolvidable. La capital de la República Checa y la encantadora ciudad de Bohemia del Sur, cuya fisonomía se asemeja, salvando las distancias, a Toledo, son perfectas para quienes quieran, en un solo viaje, disfrutar de estampas idílicas, compartir vivencias únicas en pareja, y, por el mismo precio, empaparse de historia.

851
Compartir

PRAGA

El turismo español cada vez se inclina cada vez más por la capital checa, una ciudad ‘manejable’, con unos precios asequibles y unos encantos que la hacen irresistible. Praga es un enclave para repetir, aunque en un fin de semana podrás disfrutar de algunos de sus lugares más emblemáticos, sin estresarte ni tener la sensación de que vas corriendo de un lado a otro sin acabar de paladearlo.

El puente de Carlos, que une las dos orillas del río Moldava y mide 516 metros, es un must para todo el que acude por primera vez a Praga, aunque sería inevitable no verlo. A ciertas horas del día es un auténtico hervidero de gente (especialmente en verano), lo que evidencia la creciente popularidad de esta ciudad, pero al atardecer se convierte en un ‘decorado’ único para dar un paseo romántico y dejarse llevar por los sentimientos que evocará en ti.

praga

En la Plaza de la Ciudad Vieja se dan cita numerosos estilos arquitéctónicos, como el gótico y el barroco.

La plaza de la Ciudad Vieja, que se encuentra entre el mencionado puente y la plaza de Wenceslao (la más comercial y bulliciosa) es el punto de reunión más común entre los turistas, que quieren descubrir su histórico reloj astronómico, donde, cada hora, asoman unas figuras animadas que representan a los apóstoles.

Una vez allí no dejes de subir a la torre del ayuntamiento nuevo, desde donde Praga se te ofrece en trescientos sesenta grados en todo sus esplendor. Como en un puzzle, vas a poder ensamblar todas sus partes y, a vista de pájaro, tener otra perspectiva de los edificios y monumentos que has visitado o estás a punto de descubrir.

La calle París es el lugar ideal para, si tienes una gran capacidad adquisitiva, ir de compras. Y si no es así, para disfrutar de las tiendas más exclusivas, y soñar con sus espectaculares escaparates, donde se exhiben las últimas tendencias de moda. En pleno barrio judío, aprovecha también para visitar algunas de las sinagogas que han sobrevivido al convulso devenir del siglo XX, y el cementerio.

En un fin de semana también te dará tiempo a visitar el Castillo, la fortaleza medieval más grande del mundo, donde no te debes perder la grandiosa catedral. En su interior no se te pueden escapar unas vidrieras ‘firmadas’ por Alphonse Mucha, pintor y artista decorativo checo, fallecido en 1939, y uno de los máximos exponentes del art nouveau.

barcelo

Uno de los servicios que ofrece el hotel Old Town Praha es la posibilidad de recibir un masaje thai en la habitación.

Dónde hospedarte en Praga

Aunque la cadena Barceló tiene tres estupendos hoteles en Praga, el más romántico de todos, sin duda, es el Old Town Praha, que se encuentra al lado de la Torre de la Pólvora, en pleno centro histórico. Lo puedes convertir en tu base de operaciones para recorrer la ciudad y, por su inmejorable ubicación, convertirlo en el centro de operaciones para ‘peinar’ la ciudad. 

Este centro hotelero es un edificio del siglo XVII, completamente rehabilitado, en el que conviven la tradición y la modernidad de forma fluida, con una decoración sobria y sofisticada, perfecta para crear una atmósfera de relax. Cada una de sus 62 habitaciones dispone de las comodidades necesarias para que tu estancia sea óptima. No dejes de visitar su bar restaurante, Bohemica Old Town, donde su chef Radek Benetka salvaguarda las esencias de la cocina checa, dándole un toque internacional que satisfaga a los paladares más exigentes.

barcelo1

Hay cinco categorías distintas de habitaciones, pero en cada una han logrado una atmósfera única y relajante.

CESKY KRUMLOV

Esta inolvidable ciudad checa no es tan popular para el turista español como Karlovy Vary, también perfecta para una excursión romántica, pero queremos recomendártela ya que te conquistará nada más llegar. Situada a 180 kilómetros de Praga (puedes ir en autobús o alquilar un coche), estuvo muy abandonada hasta después de la caída del muro del Berlín, en 1989, pero la República Checa puede haber presumido de haberla recuperado y devolverle su esplendor en un tiempo récord. Y de haberse sobrepuesto a las inundaciones de 2002, que causaron importantístimos destrozos.

Ahora, pasear por sus calles es como trasladarse a una ciudad de cuento, ya que su rehabilitación ha sido tan exquisita que ha permitido mantener su esencia sin anacronismos. Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 1992, Cesky Krumlov crece a ambos lados de un meandro del río Vltava (Moldava en checo) y a sus orillas hay un ramillete de restaurantes ideales para disfrutar del buen tiempo. Unos años más tarde, en 2001, con motivo de una visita oficial a la República Checa, el príncipe Felipe visitó Cesky Krumlov y se hospedó en el hotel Bellevue, punto de partida óptimo para recorrerla.

cesky-krumlov1

Al atardecer la silueta de la ciudad va cobrando una tonalidad ‘como de postal’.

Uno de los momentos más idóneos para visitarla es el mes de junio, cuando durante tres días se celebra la Fiesta de la Rosa de los Cinco Pétalos, en la que todos sus habitantes y también los turistas se disfrazan con trajes renacentistas y, como si se metieran en una máquina del tiempo, se contagian del ambiente festivo de la ciudad, que culmina con un impresionante desfile en el que los caballeros y sus caballos son grandes protagonistas.

No dejes de visitar su castillo, donde te dejará sin palabras uno de los teatros barrocos mejor conservados del mundo.

Más información para preparar tu viaje en la web de la Oficina de Turismo checo.

cesky-krumlov

Perderte por las angostas callejuelas de la ciudad es una delicia.

Compartir
Artículo anteriorLos duques de Cambridge, apoteósica llegada a Wellington con el pequeño George
Artículo siguienteShakira retoma su look sexy en la gala anual de country en Las Vegas