Polémico retrato oficial de la familia real danesa

La pintura, realizada por el pintor realista Thomas Kluge tardó cuatro años en realizarse y forma parte de la serie “Retratos Reales” que puede verse en el Palacio Real de Amalienborg. En el cuadro aparecen la reina Margarita y su esposo, el príncipe Henrick rodeados de sus hijos y nietos.

Compartir

Se trata del primer retrato oficial de la familia real danesa desde que se pintara el último en el siglo XIX, ‘Imágenes de Fredensborg’ realizado por el pintor Laurits Tuxen

El nuevo cuadro, que utiliza el mismo escenario y el mismo mobiliario que este cuadro del XIX, ha suscitado comentarios de todo tipo. Primeramente, el protagonismo del príncipe Christian de Dinamarca, hijo de Federico y Mary (que será rey algún día). El pintor ha querido destacarlo en el medio del cuadro para dar, según un portavoz de la casa real- relevancia a su figura y representar el peso de la responsabilidad que ocupará algún día.

A la izquierda aparecen Mary y Federico, los príncipes herederos con sus hijos mellizos, Vincent y Josephine, mientras que la princesa Isabella aparece abajo a la izquierda, jugando con una muñeca.

A la derecha están los príncipes Joaquín y Marie, con su hija Athena, el príncipe Enrick más abajo y los otros dos hijos de Joaquín con Alexandra Manley, Nicolás y Félix.

La pintura ha sido acusada de ser tenebrosa y de parecer una estampa de la Familia Monster, quizá por su oscuridad y su aire hiperealista.

Compartir
Artículo anteriorLas famosas mostraron su lado más divertido en la fiesta surrealista de "Vanity Fair"
Artículo siguienteTosta templada de panceta ibérica