El hotel de las tentaciones

El hotel de las tentaciones

0

Una casa señorial del siglo XVII, un entorno montañés, misterio, intimidad, ambientación de cuento, paseos nocturnos a través de parajes bucólicos y unas suites de cuento ideadas para pecar. Un universo de fantasía y color con una decoración única (no hay dos habitaciones iguales) y un par de lofts aislados para que te dejes llevar en la mejor compañía. Si estás buscando el hotel de las tentaciones tienes que conocer este refugio.

La impresionante Suite del Río. Como para soñar, ¿no os parece?
La impresionante suite Del Río. Como para soñar, ¿no os parece?

El Camino Real de Selores es un hotelito encantador ubicado en el corazón de Cantabria, en la reserva natural del Saja. Se encuentra en una aldea del valle de Cabuérniga (un lugar que por sí mismo ya merece una visita), un entorno donde todavía se puede disfrutar de la naturaleza más pura, tranquilidad y la arquitectura del siglo XVII, siglo en el que se construyó el edificio principal de este complejo. La decoración, teniendo en cuenta que su dueño ha ejercido como diseñador de interiores, está cuidada al detalle: todos los rincones están muy bien estudiados. Cada habitación es de un color y una distribución diferente. Los detalles vintage y los más cosmopolitas se fusionan con acierto. Algunas estancias tienen jacuzzi privado, otras bañeras redondas, otras son abuhardilladas, muchas tienen vigas vistas y todas destacan por sus toques románticos aquí y allá. En el complejo de Selores también disponen de apartamentos con sala de estar, cocina, terraza privada o jardín, pero lo mejor para un plan de pareja es reservar sus habitaciones (desde 115 euros por noche); por su decoración son muy apetecibles para disfrutar de una noche de amor. Recomiendo la rosa. Es divina, con un punto kitsch irresistible.

Cada una de las habitaciones tiene una decoración original para conseguir la más placentera de las estancias.
Cada una de las habitaciones tiene una decoración original para conseguir la más placentera de las estancias.

Aunque para veladas especiales para dos os aconsejo disfrutar de las suites (desde 165€ por noche): además de románticas son amplias, sorprendentes, coloridas y disponen de salones independientes. ¿Mis favoritas? La suite Del Río, la suite Canela y la suite Bolera.

El entorno no puede ser más encantador e ideal para desconectar de todo.
El entorno no puede ser más encantador e ideal para desconectar de todo.

Pese a estar en medio de ninguna parte no es necesario desplazaros si no os apetece. El restaurante de Selores es estupendo: ofrece un entorno íntimo, velas en las mesas, ambiente acogedor y buena cocina elaborada con productos de la tierra. Incluso podéis terminar la velada con un masaje con aceites aromáticos…

Pasear por los jardines es una auténtica delicia.
Pasear por los jardines es una auténtica delicia.

Las parejas más aventureras, las que además de disfrutar en mutua compañía también os gusta explorar los tesoros de las zonas que visitáis, lo tenéis fácil: el hotelito se encuentra a un paso de la autovía, desde la cual en un radio de entre 25 a 50 kilómetros, podréis visitar lugares emblemáticos de Cantabria como Comillas, San Vicente de la Barquera, las cuevas del Soplao, Santillana del Mar, Santander o el parque natural Cabárceno.

 

@CarmelaDf

La gastronomía es otro de sus máximos reclamos.
La gastronomía es otro de sus máximos reclamos.
La Habitación Azul... la imagen ya lo dice todo.
La Habitación Azul… la imagen ya lo dice todo.

 

 

Artículo anteriorBistrós ideales para veladas íntimas
Artículo siguienteUn paseo entre viñedos

No hay comentarios

Dejar una respuesta