Pink Martini apuesta por un mundo feliz con ‘Get Happy’

El grupo del pianista Thomas Lauderlale lanzó el pasado mes de septiembre el disco ‘Get Happy’, que ha cosechado un gran éxito y que ahora les ha traído a España, para presentarlo en directo la sala La Riviera, en Madrid, el 20 de octubre y dos días más tarde en Barcelona, en el Palau de la Música. En esta ocasión con una de sus dos vocalistas, Storm Large, que tiene una voz poderosa y sensual y un dominio del escenario espectacular.

119
Compartir

En ‘Get Happy’, que han lanzado cuatro años después de ‘Splendor in the grass’, nos encontramos con un sonido retro que nos lleva a décadas pasadas con temas tan conocidos como ‘Quizás, quizás, quizás’ de Osvaldo Farres o ‘Smile’ de Charles Chaplin, que grabaron con la actriz cómica Phyllis Diller apenas un mes antes de su muerte. El título que da título al disco lo grabó la otra vocalista, China Forbes, a dúo con Rufus Wainwright, sin duda, uno de los temas estrella de este disco, que no decepcionará a sus seguidores.

Sin embargo, aunque es un título que evoca la felicidad y hay canciones con ambiente que remiten a fiesta, no es tan ‘feliz’ como podría parecer, como ha declarado para Shangay el propio Thomas Lauderlale: “ Es más bien un disco reflexivo, contemplativo, con ocasionales momentos de clara positividad. Pero no hay que olvidar que la contemplación también puede ser una vía hacia la felicidad. Es una actitud que a mí me sirvió cuando rompí con mi ex. Hace dos años y medio tuvimos que dejar mi casa porque decidí hacer una enorme reforma. Cuando volví, estaba solo…”

En su actuación en la madrileña La Riviera el ambiente festivo estuvo presentes desde la primera canción ‘Amado mío’, que arrancó los aplausos de un público entregado de antemano, que disfrutó a tope del repaso que hicieron, con un sonido espléndido, de todo su repertorio, en una hora y media que se hizo corta. Un ambiente de verbena sofisticada, con guiños a la música clásica, y una Storm Large pletórica de facultades, vestida al más puro estilo Jessica Rabbit, se metió al respetable, de todas las edades, en el bolsillo y nos dejó con ganas de más.

Compartir
Artículo anteriorPuerros gratinados con alioli
Artículo siguienteTortilla vasca