Así es Paz Herrera, la ganadora del bote de 1.310.000 euros de “Pasapalabra”

Tras cuatro meses en antena y 87 programas, Paz Herrera ha ganado 1.310.000 euros acumulados en el bote de Pasapalabra. La arquitecta cántabra se llevó el premio gordo tras resolver correctamente las 25 definiciones de El Rosco, en una edición en la que le acompañan los actores Natalia Sánchez y Marc Clotet: «Cuando respondí correctamente a la pregunta 25 pensé ‘¡Por fín!’, porque me había quedado en los 24 aciertos en tantas ocasiones que no me creía capaz de ganarlo. No quería creérmelo para no llevarme más desilusiones, de modo que no me había hecho a la idea», dijo Paz, tras ganar.

6.399
Compartir

Paz Herrera se ha convertido en la ganadora del tercer rosco más alto del concurso. A lo largo de estos cuatro meses de participación ininterrumpida, la arquitecta ha estado a punto de completar El Rosco en 13 ocasiones tras responder correctamente a 24 de las 25 preguntas formuladas en la prueba. En el programa de hoy, la concursante cántabra resuelve de forma positiva también la número 25 tras responder Camile Saint-Saëns a la pregunta: «Apellido del compositor autor de la obra El concierto de los animales de 1886».

Paz, ¿qué vas a hacer con este gran premio?
Vivir muy tranquila lo que me queda de vida laboral porque el futuro está muy incierto, las cosas están como están. Y luego claro, lo que decía este compañero de ayer o antes de ayer, de asegurar la pensión de sus padres. A los míos que son muy mayores también les vendría muy bien un plus en su pensión. Tengo tres sobrinas que tienen que estudiar, son buenas estudiantes, para que no sea por falta de dinero, para que estudien lo que quieren, dónde quieran y como quieran. Eso es lo básico. Deudas no tengo, pero igual ya me endeudaba y me compraba una casa y de todo…

 pazrapada

Tras ganar el bote, Paz se rapó el pelo en el programa, como se lo había prometido a Christian Gálvez.

¿Lo peor son los nervios que provoca estar delante de una cámara?
Sí, y eso ya no los tenía en en esta segunda ocasión. Con la gente nueva se notan mucho esos nervios. Para ir a Pasapalabra hay que pasar un casting muy duro; nos hacen pruebas con roscos más difíciles que los que salen en el programa y yo he conocido personas muy sabias, que contestaban a todo, con muchos conocimientos y cuando se han puesto en el programa, se han quedado bloqueados.

Y tú, ¿como sabías que servías para esto?
Lo tenía dudoso. Mi primera experiencia fue en Saber y ganar hace 17 años, cuando acababa de comenzar. Estaba en paro, en casa lo veía y respondía las preguntas y me dije ¿por qué no?. Llamé y me eligieron enseguida, me encontré bastante bien, la gente era estupenda, vi que no me atascaba, estuve cinco programas seguidos y gané casi medio millón de pesetas. Así que me dije que cuando tuviera otra oportunidad lo intentaría de nuevo. Luego he ido a otros, pero lo de Pasapalabra está siendo inesperado, soy la primera sorprendida.

¿Cómo has acumulado tantos conocimientos?
Siempre fui buena estudiante, me gusta mucho leer y tengo buena memoria. Se me quedan enseguida las cosas. Más que un tema en particular, me gustan mucho las palabras, quizá por eso se me da mejor este concurso que otros de conocimiento. Me encanta mirar el diccionario, consultar las palabras que no conozco y al mirar una, ya me pongo a mirar las otras que están al lado y desconozco. 

paz2

No paras, eres muy inquieta.
Sí, quizá sea eso lo que mejor me define. Yo siento mucha curiosidad por todo lo que me encuentro, y enseguida quiero saber lo que es o aprender a hacerlo, aunque también soy un poco dispersa y quiero abarcar demasiado. Soy un poco picaflor y cuando algo me sale bien, me deja de interesar. Lo que de verdad me atrae es el proceso de aprendizaje. Hay tantas cosas en el mundo por aprender que no puedo centrarme solo en una.

Ser dispersa no te impide concentrarte.
Yo soy la primera sorprendida por poderme concentrar tanto en una cosa. Solo me pasa algo parecido cuando pinto, que también me aislo del mundo.

¿Qué es lo que no se te da bien?
La cocina, no me gusta nada y apenas sé hacer lo básico.