Paulina Rubio y Jerry Bazúa, cita romántica en Los Ángeles

Paulina Rubio es inseparable de su novio, Jerry Bazúa, con quien salió a cenar en Los Ángeles. Este cantante mexicano le ha devuelto la alegría en medio del agrio divorcio de Nicolás Vallejo-Nágera, padre de su único hijo, Andrea Nicolás.   

3.810
Compartir

La chica dorada, de 42 años, está remontando tras su separación, en marzo de 2012, y el consiguiente divorcio de Colate Vallejo-Nágera, con quien estuvo casada cinco años y tiene un hijo, Andrea Nicolás, de tres. Y gran parte del mérito se lo lleva Gerardo Bazúa, más conocido como Jerry, el cantante mexicano de 29 años que le ha devuelto la ilusión por el amor, al que conoció siendo ella jurado y él concursante de la segunda edición del programa La Voz México

En sus pocos meses de noviazgo, ambos han afrontado juntos algunas situaciones complicadas. Sobre todo por las batallas legales de Paulina Rubio contra su ex. Jerry, por su parte, también ha tenido que separarse de su esposa, Yuriko Sandoval, con quien llevaba diez años de matrimonio, y que le acusó de infidelidad antes de terminar su relación.

Paulina Rubio

Paulina luce grandes fulares y ropa amplia que oculta su figura.

En los últimos días se ha sabido también que Colate le exige más dinero a Paulina como pensión. Ahora cobra algo más de 5.000 euros, en concepto de pensión conyugal durante tres años, según acordaron en su separación, pero el empresario español alega que la cantante no facilitó toda su información financiera. Parece que Colate desea incluir los ingresos de la mexicana por su faceta de jurado de varios talent shows, entre ellos el X Factor estadounidense, en el que actualmente trabaja.  

 Paulina Rubio califica las pretensiones de su exmarido como un “despropósito” y le acusa de ser un “quejica avaricioso”.

Paulina Rubio Gerardo Bazua

La pareja dorada, tras salir de cenar.

De momento, Paulina está viviendo su amor con Jerry Bazúa, con quien la vimos yendo a cenar a un restaurante del Boulevard Robertson de Los Ángeles. Aunque la pareja es muy discreta respecto a su relación, hace apenas un mes el artista declaró: “Estamos muy enamorados”, confirmando de manera oficial su historia. 

Por su parte, la chica dorada, que está preparando un nuevo disco, aseguraba recientemente: “Ahora mismo me siento muy poderosa gracias al amor de mi familia y al amor de mi vida, mi hijo, y saco fuerzas gracias a él y a mi amor por la música. Ahora me encuentro en un momento de mi vida en el que me siento feliz y plena”.

Si en eso tiene algo que ver los constantes rumores sobre su embarazo, aún nada se sabe. Paulina ha engordado unos kilitos, bien es verdad, pero todo puede ser por la felicidad…

Paulina Rubio coche

Pau, en su coche, ha cogido algo de peso, pero no confirma su rumoreado embarazo.