Paulina Rubio y Colate Vallejo-Nágera no llegan a un acuerdo de divorcio

La cantante y su exmarido, Colate Vallejo-Nágera, siguen intentando llegar a un acuerdo de divorcio para evitar el juicio. Pero las cosas están como el primer día, desde que se separaron, el pasado marzo, tras cinco años de matrimonio. Colate ha dicho que tampoco piensa pedir la custodia de su único hijo en común, Andrea Nicolás, de casi dos años. Hace unos meses hubo un intento de mediación, pero se quedó en nada. El divorcio de la expareja dorada continúa en el aire, sobre todo por desavenencias económicas. De momento, Colate se ha manifestado aclarando varios puntos, como que no va a luchar por la custodia de su hijo: “Yo lucho por los derechos de mi hijo. Por el derecho de mi hijo a tener padre y mi derecho como padre a tener un hijo, sin vulnerar para nada los derechos de la madre”. Por lo demás, el español niega el sambenito de haber sido un “mantenido” de la cantante mexicana y que continuará viviendo en Miami hasta que se resuelva la situación legal. La casa que tiene la pareja en Madrid se ha puesto a la venta, y cada uno se ha llevado sus pertenencias.  Colate, además, ha retomado sus actividades profesionales, entre ellas la de su colaboración con la empresa de venta online estadounidense Market America, y ha buscado la necesaria paz espiritual practicando bikram yoga en el centro de yoga de Nacho Cano.  Paulina, por su lado, actualmente ejerce como coach en el concurso La Voz de México. Y el año próximo tendrá que enfrentarse a un juicio por incumplimiento de contrato, del que el pasado octubre ya pidió un aplazamiento en la Corte de Miami.  

1.123
Compartir

Paulina, de 41 años, el pasado octubre, en Miami, durante el aplazamiento de la vista de una demanda por incumplimiento de contrato pendiente contra ella.

 

Compartir
Artículo anteriorJulio Iglesias jr. y Charisse, despedida de solteros en Madrid
Artículo siguienteLos duques de Alba como dos estrellas de cine