Ortega Cano, tras visitar a su hijo en la cárcel: “Algo de culpa tendré yo, pero me ha prometido que va a cambiar”

El diestro, más sereno, se sinceró en El programa de Ana Rosa: “Está arrepentido de todo lo que ha pasado y me ha dicho que nunca más se va a repetir, que fue por el momento, las copas y lo demás que llevaba consigo… Está previsto que en cuanto salga ingrese en un centro, que se libere de los estupefacientes”

Compartir

El viudo de Rocío Jurado está pasando por un tremendo momento. A sus problemas con la justicia se ha unido el mal trago de ver a su hijo JOSÉ FERNANDO en la cárcel. El diestro no había ido a visitarle, lo que desató todo tipo de comentarios.

José Ortega Cano llamó al El programa de Ana Rosa, donde quiso aclarar todo lo que se ha comentado recientemente, como los comentarios sobre los problemas de salud que el extorero ha tenido estos días: “El tema de mis arritmias es muy frecuente y tengo que tenerlo controlado. Estoy mucho más tranquilo tras ver a José Fernando. Hay que tener paciencia para ver cómo se van desarrollando las cosas. Le vi mejor de lo que pensaba, con la lógica preocupación. Más delgado y pidiéndome perdón. Lo que yo le dije es “yo estoy contigo”; ahora, lo único que tiene que hacer es colaborar”.

¿Pensabas que esto podría ocurrir? -le preguntó Ana Rosa- “Pensaba que podía ocurrir de todo. Desgraciadamente ha pasado lo que ha pasado. Ha llevado un camino muy malo, con muy malas compañías. Empezó a los 18 años recién cumplidos y vio un mundo que le deslumbró. Pero yo no culpo a nadie de lo que ha pasado. La culpa es suya y algo también tendré yo. Me ha prometido que va a haber un cambio total. Si no hay colaboración suya, poco se puede hacer. Se ha dado cuenta de que no tiene amigos y que la gente se ha aprovechado de él”

Sobre su ingreso en un centro de desintoxicación cuando salga de la cárcel fue muy claro: “De momento no sabemos nada de cuándo saldrá; eso lo tiene que decidir la justicia. Pero lo que sí está previsto es que ingrese en un centro el mismo día que salga del centro para que se libere de los estupefacientes”

Ortega Cano

José afirma: “Ha llevado un camino muy malo, con muy malas compañías. Empezó a los 18 años recién cumplidos y vio un mundo que le deslumbró”. 

El torero también quiso aclarar los tan comentados cambios de humor de su hijo: “Tenía unos cambios de personalidad tremendos. Le hemos llevado a muchos psicólogos, ya con Rocío, desde López Ibor a otros de Sevilla o de Estados Unidos. Esperemos que el centro en el que ingrese le sirva para las dos cosas”.

No quiso aclarar si volverá pronto a verlo a prisión, pero sí aseguró que su hermana viaja todas las semanas a Sevilla para estar con él: “Ella está estudiando en un colegio de Madrid. Está allí en la casa que tenemos. Viaja todos las semanas a Sevilla para verlo. Se quieren mucho”.

José se mostró prudente sobre la posible salida de su hijo: “No puedo adelantarme a lo que diga la juez. Si tengo que pedir perdón, lo haré, pero por ahora no puedo decir nada. Él está arrepentido de todo lo que ha pasado y me ha dicho que nunca más se volverá a repetir.” 

También habló de la supuesta pelea que el joven tuvo con otro preso, de la que dijo no saber mucho: “Hubo una persona que salía de la cárcel y se puso a querer una especie de pelea por un paquete de tabaco que le pidió. Imagino que será así…”

Compartir
Artículo anteriorAmaia Salamanca y Rosauro Varo, escapada romántica a Venecia
Artículo siguienteAlessandro Baricco vuelve con un 'spin-off' de su anterior novela