Ortega Cano deja ingresado a José Fernando en el centro de desintoxicación

El día del padre, que coincide con la celebación del santo de ambos, José Ortega Cano y su hijo, José Fernando, el torero ha ingresado al joven en el Instituto Hipócrates de Barcelona, para tratarse de sus adicciones. Acompañados por la expareja de Carmen Ordóñez, Pepe el Marismeño, Ortega Cano dejó a su hijo mayor, José Fernando, instalado en el centro de desintoxicación, donde les recibió la directora, que les explicó el funcionamiento del Instituto Hipócrates de Barcelona y recorrieron las instalaciones.

Compartir

Los medios de comunicación, informados del inminente ingreso de José Fernando dieron testimonio de la llegada del joven y de su padre, José Ortega Cano, al centro. José Fernando, con gafas de sol en el interior del automóvil, a las once de la noche, se las quitó al descender del coche y se las colocó sobre la cabeza. El torero, agradeció a la prensa todas las horas de espera por el ingreso de su hijo, condición establecida PARA PERMANECER EN LIBERTAD que con la presencia de las cámaras quedó sobradamente probada ante la opinión pública.

EL TORERO JOSE ORTEGA CANO CON SU HIJO JOSE FERNANDO EN EL CENTRO DE REHABILITACION INSTITUTO HIPOCRATES DE BARCELONA 19/03/2014 BARCELONA

Numerosos periodistas testimoniaron el ingreso de José Fernando, a quien acompañaba su padre, en el centro de desintoxicación de Barcelona, donde fueron recibidos a su llegada por el personal de la clínica.

Pepe el Marismeño se había adelantado a los Ortega en el Instituto Hipócrates, donde había realizado las gestiones administrativas pertinentes para el ingreso de José Fernando y les esperaba con la directora. Pepe, expareja de Carmen Ordóñez, se ha revelado como una persona clave para ayudar a José Fernando en el nuevo camino que desea emprender tras la dura experiencia que ha vivido en la cárcel, aprovechando la oportunidad que le pidió a la juez para cambiar el rumbo de su vida. Durante los cuatro meses que José Fernando ha permanecido en la prisión Sevilla 1, el músico le ha visitado semanalmente, con la misma frecuencia que SU HERMANA GLORIA CAMILA, SU MÁS LEAL Y FIEL  PROTECTORA EN LOS TIEMPOS SOMBRÍOS.

EL TORERO JOSE ORTEGA CANO CON PEPE EL MARISMEÑO EN EL CENTRO DE REHABILITACION INSTITUTO HIPOCRATES DE BARCELONA 19/03/2014 BARCELONA

Pepe el Marismeño, un hombre clave en la encrucijada que viven actualmente el torero y su familia, conversando con José Ortega Cano a su llegada a la clínica barcelonesa donde su hijo permanecerá los próximos meses.

En esta andadura, José Fernando seguirá contando con todo el apoyo de Pepe el Marismeño, que ya ha recorrido ese mismo camino, para superar sus adicciones. Sin duda él será quien tranquilice a Ortega Cano en un tiempo duro para él como padre y quien disipe las dudas e inquietudes que puedan surgir en este período que no estará exento de escollos y dificultades para el joven y su entorno familiar.

JOSE FERNANDO EN EL CENTRO DE REHABILITACION INSTITUTO HIPOCRATES DE BARCELONA 19/03/2014 BARCELONA

José Fernando Ortega Mohedano empieza una nueva andadura, dispuesto a aprovechar la oportunidad que se le ha brindado, tras los cuatro meses de estancia en la cárcel, una experiencia tremendamente dura que los suyos esperan que le haya servido de lección.

Durante una hora, José Ortega Cano permaneció en el interior del Instituto con su hijo, José Fernando, al que le estuvieron explicando los profesionales las normas que rigen para los internos en el instituto. El Centro de Rehabilitación Instituto Hipócrates de Barcelona es una institución de carácter privado, especializada en el tratamiento de pacientes que presentan un trastorno por dependencia de sustancias psicoactivas, como el ALCOHOL, LA COCAÍNA, EL CANNABIS, los psicofármacos, las drogas de diseño y otras sustancias.

EL TORERO JOSE ORTEGA CANO Y PEPE EL MARISMEÑO EN EL CENTRO DE REHABILITACION INSTITUTO HIPOCRATES DE BARCELONA 19/03/2014 BARCELONA
Sobre la medianoche, después de haber pasado una hora en la clínica con su hijo y el personal del centro, José Ortega Cano, visiblemente emocionado abandonó el Instituto Hipócrates seguido por Pepe el Marismeño.

El centro está situado a 48 kilómetros de la Ciudad Condal, en un espectacular entorno natural, cuenta con instalaciones deportivas en el Parque Natural del Montseny, por lo que la tranquilidad en el lugar había sido uno de sus alicientes… Hasta el momento. Habrá que ver si la permanencia allí de un paciente tan mediático como José Fernando Ortega, no hace que cambien las cosas.
El Instituto Hipócrates está especializado en tratamientos de alta intensidad terapéutica en el que los pacientes se concentran exclusivamente en su tratamiento y desarrollan únicamente actividades directamente relacionadas con su recuperación, que nada tienen que ver con el mantenimiento de las instalaciones, que están a cargo del personal de la clínica.
La dedicación y concentración exclusivas en las actividades terapéuticas permite mejorar mucho los resultados a corto, medio y largo plazo, reduciendo notablemente la duración de la estancia, que en todo caso y en el de José Fernando también, dependerá de su buena disposición y su evolución. Calculan algunas fuentes consultadas que la estancia del joven podría durar aproximadamente dos meses, con un coste cercano a los 20.000 euros.

JOSE FERNANDO EN EL CENTRO DE REHABILITACION INSTITUTO HIPOCRATES DE BARCELONA 19/03/2014 BARCELONA
José Fernando ya es un interno más en la clínica barcelonesa, donde permanecerá un mínimo de dos meses, en los que los contactos con el exterior, incluida su familia y su querida hermana Gloria Camila, están restringidos por motivos terapeúticos.

La familia de José Fernando tiene el firme convencimiento de que lo que el joven ha pasado en prisión sea un estímulo para cambiar su comportamiento, así se lo ha prometido repetidamente en estos primeros días de libertad a los suyos: “Nuestra lucha es que José Fernando se haga un hombre”, ha manifestado un Ortega Cano que aún TIENE PENDIENTE SU PROPIO INGRESO EN PRISIÓN.
Negó el torero que su hijo vaya a trabajar en un bar como se había venido informando, porque desenvolverse en ese entorno no sería lo más conveniente para la rehabilitación de José Fernando. Queda descartado pues, que José Fernando regente el bar que el torero va a abrir en Benidorm, en una política de diversificar inversiones después de haber vendido su finca Yerbabuena.