Oribu Gastrobar, un nuevo espacio muy chic

En el número 10 de la mismísima calle Barquillo y en pleno corazón de Chueca, barrio reconocido por acoger las últimas tendencias gastronómicas de la capital, acaba de abrir sus puertas Oribu Gastrobar que ya apunta maneras para convertirse en el local tendencia de esta primavera en Madrid, pero también, de consolidarse gracias a su original propuesta gastronómica.

348
Compartir

Con el objetivo de conectar dos mundos, Oriente y Occidente, Oribu Gastrobar sorprende por su innovación en la carta, con una cocina mediterránea y producto de mercado con pinceladas de la cultura  japonesa. De hecho, su nombre, Oribu, significa oliva en japonés, representando esa original combinación del producto más español, como la tortilla de patatas o el rabo de toro, pero al que se le aplica la creatividad en forma de técnicas como rollitos o futo-makis y especias y sabores de la cocina más oriental.

Esto sumado al concepto de Gastrobar, supone ofrecer una experiencia gastronómica basada en cocina elaborada y de calidad en un ambiente estéticamente diferencial y delicadamente cuidado, a un precio asequible, con una puesta en escena más casual, divertida y propia de un bar. Sin duda, un establecimiento que ofrece calidad, innovación y modernidad dando un paso más en la oferta gastronómica a la que estábamos acostumbrados.

orbu1

Al frente de los fogones se encuentra Óscar Horcajo, una joven promesa que estuvo trabajando en China durante la Expo Universal de Shanghai en 2010 para Pedro Larumbe en el pabellón español, donde absorbió́ la cultura culinaria autóctona. Las creaciones del chef Óscar Horcajo, que ha trabajado además 5 años en los célebres Nodo y Pandelujo  de la mano de su mentor Alberto Chicote, están pensadas para degustar, compartir y disfrutar de la combinación de elementos muy diferentes entre sí, para provocar que cada bocado se convierta en una experiencia sorprendente.

La carta se compone en un primer momento de Platos para compartir, como el Jamón Ibérico de bellota cortado muy fino o tabla de Quesos Españoles con Denominación de Origen, Rabo de toro deshuesado y crujiente, hierbas frescas y lechuga Batavia, Huevos rotos de corral con patatas confitadas y atún rojo, tortilla de patatas frita en tempura como le gusta a Chicote o las Gyozas del cocido Madrileño, su caldo al miso y verduritas hiladas.

El toque japonés se siente también en la propuesta de “Un sushi diferente”, como los Futo-makis de anguila kabayaki, Ajo blanco malagueño y huevas de trucha o el de salmón, Guacamole al sésamo y cebolla frita crujiente o Nigiris de Salmón con paté de trufas, de pez mantequilla y mayonesa ligeramente picante o de atún rojo con mayonesa de aceituna negra.

Respecto a los platos “De Costa a Costa”, destacan los tartares de salmón, eneldo fresco, algas wakame y cebolla encurtida y el de atún rojo, soja y mayonesa de kimuchi no moto. También el pulpo a la plancha, mayonesa de ajada, espuma de patatas y aceitunas negras o el pez mantequilla frito en tempura, alga nori, bonito seco y salsa cítrica.

En relación a las “Carnes de nuestra tierra”, las propuestas de Óscar son el Steak tartare “East and West” con tostadas de pan crujiente; el Secreto de cerdo ibérico, pak choi salteado al wok y salsa de mostaza; el Magret de pato especiado, crema de manzanas y hierbas anisadas   o el Tataki de ternera con salsa de miso, trufas y miel.

orbu2

Sin duda, los Postres también merecen su protagonismo. Pannacotta  de leche de coco, frutos rojos y helado de violetas, 4 Chocolates en texturas VS 4 Aromas japoneses, la tarta de queso invertida, confitura de frutos rojos y galletas María o la Torrija de sobao pasiego, lemongrass y helado de yogur búlgaro demuestran la creatividad del chef.

Dónde: C/ Barquillo 10. Madrid.

Teléfono: +34 915 24 03 17.

Web: http://www.oribugastrobar.com

Compartir
Artículo anteriorShakira dedica una canción a Piqué y otra a su hijo en su nuevo disco
Artículo siguienteBernardo Atxaga, siempre sorprendente