Quedamos para el vermú?: Arima Basque Gastronomy

Quedamos para el vermú?: Arima Basque Gastronomy

Arima es una vermutería con una gran selección de vermuts de todas las zonas de España. Nada mas entrar, su barra te da la bienvenida y a continuación puedes pararte en el mapa de España para hacer tu selección de vermú ya que cuenta con más de 30 marcas, pudiendo ver la ubicación de cada una.

Tengo que confesar que soy una fan incondicional del vermú, este oro líquido que procede del vino me tiene totalmente enamorada. Sus orígenes fueron medicinales en la Grecia clásica y era un vino especiado al q se le echaban ciertas hierbas que lo hacían ser súper digestivo, por eso sigue siendo un aperitivo tan apreciado, aunque nuestros queridos amigos los ingleses lo toman después de la comida, (no seré yo quien entre a juzgarlos). 

Empezó siendo una bebida muy dulce y después los franceses empezaron a hacerlo más seco. Se puede decir que las dos grandes escuelas son el rojo tradicional clásico, dulce, italiano y el blanco seco, francés que aparecería  más tarde. Yo tengo clarísima mi escuela…

Con el paso del tiempo la palabra vermú  ha adquirido también un sentido genérico para definir el aperitivo –cualquier bebida con unas tapas– previo a la comida. De aquí proviene la expresión «¿quedamos para el vermú?». Esta pregunta tuvo una respuesta clara hace unas semanas cuando decidimos darnos un homenaje: Arima Basque Gastronomía.

 

Arima es una vermuteria con una gran selección de vermuts de todas las zonas de España. Nada mas entrar, su barra te da la bienvenida y a continuación puedes pararte en el mapa de España para hacer tu selección de vermú ya que cuenta con más de 30 marcas, pudiendo ver la ubicación de cada una. 

Yo empecé con un Sardino, de los gallegos es el más especiado. Es de Vigo y nos evoca el mar, la costa, como buena chica del norte me fascina. Después pasé a un Perucchi que elabora su Vermut Gran Reserva en Barcelona a partir de una selección de vinos que se maceran con hierbas, frutas y raíces, totalizando más de 50 aromáticos y es que en esta barra no hay reglas… 

Un vermú con la temperatura exacta y coquetamente servido alivia las penas y reconforta, en mi opinión, los seres humanos son más felices en la mesa si antes se han bebido uno (o dos), así que ya estábamos preparados para pasar a comer.

Arima no es sólo una vermuteria moderna, también es una taberna vasca con mucho encanto y producto de calidad. En el pequeño comedor del fondo nos esperaba una breve carta de temporada que se basa en elaboraciones sencillas, sin adornos innecesarios, en los que el producto, que Nagore selecciona personalmente, casi siempre en su tierra vasca, es el protagonista.

Empezamos con unos puerros confitados con tartufata, miel y crujiente de jamón ibérico que me encantaron y es que se deshacían en la boca. Un plato para repetir una y otra vez! 

Seguimos con una cazuela de huevos de caserío con hongos a la crema y patatas paja. Calidad suprema y producto 100 % de temporada. Un plato apetecible que cumplir las expectativas gracias a su elaboración perfecta.

Y para terminar el festín elegimos una merluza de anzuelo con almejas en salsa verde. Fresca y con la cocción perfecta. Su olor a mar nos conquistó desde el primer momento. Y es que hay que reconocer que en el norte al pescado lo saben tratar muy bien.  

La verdad es que no había mucho hueco para más pero ver en los postres cañitas de crema templadas y no pedirlas va en contra de mi religión así que no quedó ni una miguita en el plato!

Arima también ofrece una carta de pintxos nada decepcionante. Lógicamente y haciendo honor a su nombre encontramos una gran selección de pintxos tanto fríos como calientes para disfrutar en barra. Ensaladilla cremosa de bacalao con nueces, bokatin donostiarra, croqueta de trufa con su mahonesa o el falso risotto de idiazabal con pesto con alguno de los suculentos bocados que puedes encontrar. 

Arima Basque Gastronomía nos ofrece una vermutería variada, selecta y cuidada donde disfrutar de la buena gastronomía y el mimo y  gusto por hacer las cosas bien, es posible.

Lo bueno: ubicación y servicio.

Lo mejor: exquisita y variada selección de vermús. Perfecto para amantes de esta bebida.

Precio medio: 30-35€

Dirección: Calle Ponzano 51, Madrid  Teléfono: 911 091 599

 

Post by Alba C @albaaac.m

@Mysevendays

@arimabasquegastronomy

#VERMUTEANDO

No hay comentarios

Dejar una respuesta