La exquisitez llevada al límite se encuentra en Horcher.

La exquisitez llevada al límite se encuentra en Horcher.

La historia de Horcher es casi tan fascinante como cada uno de sus platos. Sus majestuosas salas han vivido momentos cargados de anécdotas donde aquellos amantes del buen comer y el trato exquisito han disfrutado alrededor de sus mesas recetas

Cuando se habla de tradición y excelencia en la gastronomía madrileña es imposible no citar a Horcher. Este icónico restaurante ubicado frente a los jardines del Retiro lleva a sus espaldas más de 70 años de vida.

La historia de Horcher es casi tan fascinante como cada uno de sus platos. Sus majestuosas salas han vivido momentos cargados de anécdotas donde aquellos amantes del buen comer y el trato exquisito han disfrutado alrededor de sus mesas recetas legendarias. Un lugar único donde las palabras se quedan cortas para describir a este restaurante donde se respira historia, gusto y sabor. Grandes personalidades a lo largo de estos años han podido dar fe de ello y por qué no, tú podrías ser una de ellas.

Su cuidada gerencia familiar ha sabido dirigir y mantener la esencia de esta joya gastronómica. En la actualidad Elisabeth HORCHER como representante de cuarta generación lidera un equipo que ha sabido crecer y adaptarse a nuestros tiempos sin perder un ápice de exquisitez y refinado gusto a la hora de servir al comensal. Todo ello acompañado de recetas clásicas que hacen que la experiencia Horcher perdure como única.

Sus salones clásicos transportan al comensal a una época gloriosa donde los detalles alrededor de la mesa cobraban protagonismo. Antiguas figuras de plata, flores frescas, bellísimas cristalerías Riedel, cuberterías de plata, mantelerías impolutas y porcelanas cargadas de historia crean un entorno idílico difícil de olvidar.

Su carta sigue una clara línea de cocina centroeuropea diseñada con los mejores productos de nuestro país. Según la temporada sus platos son creados con los mejores productos para ser cocinados con tiempo y mimo y ofrecer máxima calidad a cada uno de sus comensales.
Estos platos se adaptan a las temperaturas y apetito de cada comensal según la estación. Por esta razón en los meses más calurosos las sopas frías como el gazpacho con bogavante y huevas de salmón hacen las delicias de cualquier visitante. Sin duda un plato exquisito que recomiendo encarecidamente. Otro ejemplo serían Arenques a la Crema con Kartoffelpuffer, un plato diferente y especial.


Sin embargo en otoño-invierno las mesas de HORCHER se llenan de humeantes y suculentas piezas de caza convirtiendo sus salones en auténticos templos para los amantes de estas carnes tan especiales. Su famosa Perdiz a la Prensa es un ejemplo perfecto seguido por la becada o el lomo de corzo. Todas las piezas cocinadas como se hacía antes: sin prisas, con mimo, sin termostatos ni corsés. Platos que adquieren tras horas de preparación un sabor único y que son emplatados y servidos en mesa para que nadie pierda ni un ápice del proceso. Sin duda un lujo para los sentidos difícil de olvidar.

Los platos de HORCHER se debaten entre sorprendentes y clásicos pero todos con un denominador común: su exquisito sabor.
Encontramos bocados diferentes y únicos como Vieiras con puré de apionabo y crema de aceituna, Carpaccio de carabineros con mango, pepino marinado y vinagreta de lima a la mostaza o Ragout de bogavante con trufa negra.

En la otra cara de la moneda encontramos sus platos clásicos que siempre hay que probar. Consomé “Don Víctor”, 
Carpaccio de venado con granos de mostaza e higos picantes, Goulash de ternera a la húngara, Stroganoff a la mostaza de Pommery  o la ya mencionada Perdiz a la prensa.

Para poner el broche perfecto a este festín nada mejor que el pastel de árbol llamado Baumkuchen. Un dulce artesanal hecho capa a capa en un horno especial con un peso aproximado de dos kilos y medio y elaborado con más de 70 huevos. Cortado en láminas veteadas como si de un carpaccio se tratase, se sirve cubierto de chocolate caliente, helado de vainilla y nata siendo desde hace décadas uno de los mayores reclamos.

Imposible no mencionar su histórica bodega donde se pueden encontrar botellas que ya son consideradas joyas.

Y es que HORCHER no sólo tiene sabor y extremado respeto al servicio sino mucha historia. Quien no querría descubrir los secretos de esta saga familiar amantes del buen comer, las inspiraciones de sus legendarias recetas, las personalidades y anécdotas de aquellos ilustres comensales que han pasado a lo largo de estos años por sus mesas o como se han sabido adaptar a nuestros días. Quizás para poder escribir un libro aunque quién sabe si ya está en proceso…

Lo bueno: Refinado servicio.

Lo mejor: Una cocina fascinante, para degustar sin prisas y disfrutar de cada bocado.

Precio medio:90€

Dirección: Alfonso XII, 6, Madrid Teléfono: 91 532 35 96

 

@Mysevendays

#historiaenhorcher

 

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta