Adiós a Pepe Sancho, un hombre marcado por dos amores

El popular actor ha fallecido en Valencia, su tierra natal, el domingo 3 de marzo a los 68 años de edad víctima de un cáncer. El fallecimiento se produjo en la Fundación Instituto Valenciano de Oncología, estando acompañado por sus seres queridos, según han indicado las mismas fuentes. Pepe Sancho, conocido por el gran público, principalmente por su trabajo en la serie televisiva “Curro Jiménez”, empezó su prolífica carrera en el teatro, género que no ha abandonado y en el que continuado triunfando en numerosos papeles protagonistas. El pasado 30 de enero tenía previsto estrenar “La amante inglesa”, de Marguerite Duras en las Naves del Español, en el Centro Cultural Matadero, de Madrid. Pepe tuvo que suspender el estreno una semana antes porque “una afonía podría chafarme el papel”, adelantó lo sucedido, mientras luchaba con su grave dolencia que no había trascendido de sus círculos íntimos.

Compartir

Entre los suyos, apoyado en todo momento por su mujer, la periodista Reyes Monforte, ha librado el que fuera popular Estudiante de “Curro Jiménez”, su última batalla. En el corazón de Pepe Sancho, un hombre con mucho tirón entre las damas desde que era apenas un adolescente, han habido dos mujeres que han marcado su vida.

PepeSancho y Reyes Monforte
Una de las últimas fotos de Pepe Sancho y Reyes Monforte, su segunda esposa y la mujer que le dio estabilidad y felicidad en su última década de vida.

Después de algunos amores de juventud, de los que solo trascendieron su idilio con la estrella televisiva de los 70, Isabel Tenaille; y una esporádica relación sentimental con Pilar Pérez Sanabria, azafata del mítico “Un, dos, tres…” de la que nació su hijo, Javier, a mediados de los 70, Pepe Sancho se enamoró y decidió abandonar su dorada soltería.

Pepe Sancho y María Jiménez
Con María Jiménez se casó dos veces: el 1 de junio de 1980, una multitudinaria boda en la iglesia de Santa Ana en Sevilla; y, tras dos años y medio separados, una discreta ceremonia civil el 27 de febrero de 1987 en Costa Rica.

Cuando a finales de esa década conoció a la cantante María Jimenez, una de las estrellas más brillantes de la rumba flamenca del momento su vida cambió radicalmente. María, que también tenía una hija de una anterior relación, Rocío, puso fin a la carrera galante de Pepe Sancho, entonces en la cresta de la ola de su popularidad, con quien se casó el 1 de junio de 1980.
Temperamentales y de fuerte carácter ambos, Pepe Sancho y María Jiménez se separaron judicialmente en octubre de 1984, cuando su hijo Alejandro tenía tan solo un año y medio.

Pepe Sancho, María Jiménez y su hijo, Alejandro

Pepe Sancho, su primera mujer, María Jiménez, y el hijo de ambos, Alejandro, en la celebración del 52 cumpleaños de la actriz, poco antes de que el matrimonio rompiese definitivamente.

No supuso esta primera separación matrimonial la ruptura de la pareja, que se reconcilió y el 27 de febrero de 1987 volvió a casarse civilmente en Costa Rica. La muerte de Rocío, la hija de la cantante a quien Pepe quería como si fuera propia, supuso una dura prueba para la pareja. Rocío falleció a los 16 años en un desgraciado accidente de tráfico.
Desde entonces María no volvió a ser la misma y su relación con Pepe atravesó numerosos altibajos rodeados de recíprocas acusaciones que les tuvo en el ojo del huracán informativo desde 2000 hasta llegar a su ruptura definitiva en 2002, después de 22 años de un amor turbulento en el que ninguno de los dos llegó a encontrar la estabilidad.

Pepe Sancho y Reyes Monforte
Pepe Sancho y Reyes Monforte, en foto retrospectiva, de 2008, cuando la periodista presentó la obra biográfica que había publicado sobre la vida de su marido.

Fue la periodista Reyes Monforte la mujer definitiva en la vida de Pepe Sancho. Después de su divorcio de María, el actor encontró el amor con mayúsculas, la serenidad que nunca antes tuvo en la periodista radiofónica, con quien se casó en 2006 y que ha sido su querida compañera hasta el último de sus suspiros.

Actor de raza, Pepe Sancho con setenta películas a sus espaldas pertenece a esa estirpe de cómicos, curtidos en los caminos y en los cafés de los pueblos donde representaba funciones con su teatro portátil: “aquello ya era microteatro”, declararía después.
La primera aparición artística de Pepe Sancho se produjo cuando tenía tan solo cuatro años de edad, en 1948, en la película “Si te hubieses casado conmigo”, de director Viktor Tourjansky. Su carrera prosiguió desde entonces con pequeños papeles donde destacan títulos de directores como Pedro Lazaga y Rafael Gil… La televisión, donde intervino en varios espacios teatrales de TVE como el prestigioso Estudio 1, supuso su lanzamiento primero y posteriormente su salto a una popularidad que ya no abandonaría a raíz de su papel de El estudiante en la serie  “Curro Jiménez”, donde trabajó a las órdenes de directores de la talla de Pilar Miró, Mario Camus, Antonio Drove, Rafael Romero Marchent, Francisco Rovira Beleta, entre otros.

Pepe Sancho

Tras la estela del gran Fernando Guillén, de su amiga María Asquerino, se nos va otro grande: Pepe Sancho, que ha fallecido a los 68 años, víctima de un cáncer que no permitió que trascendiera ni a sus más íntimos.

El cine tampoco se le resistió a Pepe Sancho, a quien se disputaban profesionales del máximio prestigio como Luis García Berlanga, Vicente Aranda, Icíar Bollaín, Mariano Barroso o Pedro Almodóvar, con quien actuó en “Hable con ella” y en “Carne trémula”, papel por el que obtuvo un Goya al mejor actor de reparto.

En el teatro maduró y se realizó plenamente como actor interpretando obras de calado, como “La Chunga” de Vargas Llosa, las “Memorias de Adriano” de Marguerite Yourcenar, dirigido por el italiano Mauricio Scaparro; hasta llegar a “Enrique IV”, que Pepe Sancho ha considerado el personaje más exigente de su larga carrera.
Precisamente, ha sido el teatro donde Sancho se ha entregado sin reservas en sus últimos trabajos, con obras como “Los cuernos de Don Friolera” de Ramón María del Valle-Inclán, que Pepe Sancho dirigió y protagonizó durante el pasado verano en el Festival d’Estiu de Teatres Sagunt a Escena.
Una de las últimas apariciones públicas del actor fue en la celebración del Día de la Comunitat Valenciana, el pasado 9 de octubre, donde recogió la Distinción al Mérito Cultural que le entregó la Generalitat, por su dilatada experiencia profesional en el teatro y la televisión.
Desde aquí le rendimos nuestro postrer y sincero homenaje a uno de nuestros grandes actores, Pepe Sancho, un hombre singular y un actor de talento y de raza, que ha dejado huella.