Mette Marit retoma su agenda oficial junto a Haakon por Navidad

Los príncipes herederos de Noruega, Haakon y Mette Marit, asistieron a la misa de Navidad en familia en Uvdal, cumpliendo así con la tradición de la Casa Real a la que tanto los soberanos como los príncipes cumplen sin faltar en estas fechas tan señaladas. Un acto que suponía la reincorporación de la princesa a la vida oficial tras recibir el alta médica después de la operación a la que se sometió hace seis semanas. Si el año pasado Haakon y Mette Marit de Noruega lo celebraron con los reyes Harald V y Sonia en la capilla de Holmenkollen, a las afueras de Oslo, a pocos kilómetros de Kongsseter, la villa en la que la familia real suele pasar la Nochebuena, este año lo hicieron solos con sus hijos los príncipes Ingrid Alexandra y Sverre Magnus, así como Marius Borg Hoiby, el hijo que la princesa aportó a su matrimonio.

Compartir

El lugar elegido para la celebración religiosa de Navidad fue este año la iglesia de madera de Uvdal, de finales del s. XII, que se encuentra cerca de la casa de campo que Haakon y Mette Marit se hicieron en 2007 en Uvdal. Los príncipes herederos de Noruega y sus hijos pasan unos días en estas fechas tan familiares en su refugio en la cima del valle Numedal y muy cerca de una estación de esquí, ‘Fjellsnaret’ han bautizado a esta sencilla cabaña de madera, al estilo prefabricado, de 150 metros cuadrados.

El príncipe heredero Haakon y la princesa Mette -Marit y su hijo Marius en la misa de Navidad en la iglesia de Uvdal. Noruega /14 diciembre 2013.

El príncipe heredero, seguido por Mette Marit y Marius, el hijo mayor de la princesa, a su llegada a la iglesia de Uvdal.

Lejos de la solemnidad de Palacio, Haakon y Mette Marit han preferido este sencillo refugio en la nieve, donde disfrutan de las últimas tecnologías como banda ancha y televisión por cable, para pasar las fiestas con sus hijos Ingrid Alexandra, que el próximo 21 de enero cumplirá 10 años; Sverre Magnus, de ocho; y Marius Borg Hoiby, un adolescente que el 13 de enero de celebrará su 17 cumpleaños.

La princesa Mette -Marit y su hijo Marius en la misa de Navidad en la iglesia de Uvdal. Noruega /14 diciembre 2013.

Muy sonriente, la princesa Mette Marit ha retomado su agenda oficial en compañía de su familia. En la foto, la heredera seguida por su hijo mayor, Marius.


Es esta escapada en pareja, con sus hijos eso sí, a la nieve supone un nuevo desmentido a los RUMORES DE CRISIS MATRIMONIAL que empezaron a circular el pasado otoño. Ya se habían dejado ver hace tres semanas en Facebook, SONRIENTES Y EN ACTITUD AFECTUOSA en el transcurso de una de sus comparecencias públicas, de carácter no oficial.

Ingrid Alexandra y Sverre Magnus de Noruega en la misa de Navidad en la iglesia de Uvdal. Noruega /14 diciembre 2013.

Ingrid Alexandra y Sverre Magnus, los dos hijos de los príncipes herederos, a su llegada a la iglesia para asistir a la misa de Navidad.

Recordemos que las alarmas se dispararon tras la operación a la que se sometió Mette Marit por un prolapso en la nuca, que la obligó a estar apartada de la vida oficial a partir del 15 de noviembre. Mette Marit, princesa heredera y futura reina de Noruega, como consorte del príncipe Haakon ha conseguido ser uno de los MIEMBROS DE LA FAMILIA REAL MÁS POPULARES y actualmente casi el 60% de la población noruega piensa que su princesa, de origen plebeyo y protagonista de pasajes polémicos y algo escandalosos en su juventud, es un modelo a seguir.

Mette Marit  de Noruega en la misa de Navidad en la iglesia de Uvdal. Noruega /24 diciembre 2013.

Mette Marit, de 40 años, ya está totalmente recuperada de la intervención quirúrgica a la que se sometió en noviembre pasado.

Los príncipes Haakon, Mette Marit  y Sverre de Noruega en la misa de Navidad en la iglesia de Uvdal. Noruega /24 diciembre 2013.
Los príncipes herederos, Haakon y Mette Marit, en el interior de la iglesia de Uvdal, con su hijo pequeño, Sverre Magnus.

Las princesas Mette Marit  e Ingrid Alexandra de Noruega en la misa de Navidad en la iglesia de Uvdal. Noruega /24 diciembre 2013.

La princesa Mette Marit, maternal y afectuosa con su hija, la princesa Ingrid Alexandra, segunda en la línea sucesoria a la corona noruega detrás de su padre, Haakon.