Mette-Marit, de princesa ‘plebeya’ a royal ‘de izquierdas’

El político Per Sandberg, número dos del Partido del Progreso, que actualmente gobierna en coalición en Noruega ha acusado a la princesa y a su esposo, los príncipes Mette-Marit y Haakon de actuar en política. Este representante de la derecha noruega ha dirigido sus ataques, principalmente hacia la princesa Mette-Marit, la primera royal noruega que ha pronunciado un discurso ante la ONU, que tampoco ve con simpatía que el heredero se haya reunido con Malala, la joven activista paquistaní que lucha por los derechos civiles en su país.

5.228
Compartir

Parece molestar a Sandberg y a algunos de sus seguidores la posición de Mette-Marit y su esposo, Haakon, en temas medioambientales, lucha contra el cambio climático e inmigración, entre otros relevantes asuntos, según expuso el representante de la derecha noruega en la presentación de su libro ‘República de Noruega’, donde defiende con este y otros criterios sus convicciones republicanas.

Crown Prince Haakon and Crown Princess Mette-Marit attend Coastal Cleanup Day at Ostre Bolaerne. en la foto : limpiando la costa / haciendo trabajos de limpieza en la costa NORWAY 2014-05-06

Los herederos el pasado 6 de mayo participando activamente en una jornada de limpieza de las costas cerca de Oslo organizada por asociaciones ECOLOGISTAS con motivo del ‘Dia de limpieza de la Costa’.

El parlamentario noruego, que se sitúa en el extremo derecho del espectro político, ha criticado en el diario ‘DN’ el viaje secreto que realizó en 2012 la princesa Mette-Marit a la India, utilizando su pasaporte diplomático para poder llegar a aquel país asiático y hacerse cargo de los hijos de sus amigos, Ole Edvuard y Harald Wold Retain, que no disponían de sus visados por encontrarse en tramitación, para recoge y necesitaban recoger a los pequeños, recién nacidos de un vientre de alquiler.

Crown Princess Mette-Marit and Crown Princess Mary of Denmark attend the commemoration of the battle off Heligoland in 1864. Kristiansand, 09-05-2014

Mette-Marit ha establecido una estrecha y cordial relación con otras royals vecinas. En la foto la vemos con la estilosa princesa Mary de Dinamarca, el pasado 9 de mayo.

En su día, Mette-Marit ya dio explicaciones al respecto y declaró abierta y valientemente: “En ciertas ocasiones complejas, para las que existen pocas o ningunas solución buena, hay que tomar decisiones difíciles, a pesar de las posibles repercusiones”. Además Mette-Marit dijo entonces haber contado con el apoyo de su marido a la hora de tomar la decisión, porque fue un acto sincero para cuidar “de dos niños solos en el mundo“.

Crown Princess Mette-Marit and Crown Prince Haakon attend the celebration of the Bicentenary of the Norwegian Constitution at Eidsvoll,

Los príncipes Mette-Marit y Haakon, de 40 años los dos, están muy compenetrados y la influencia de la princesa sobre su esposo es una de las cuestiones que deploran los detractores de la royal de origen plebeyo.

También se acusa a Mette-Marit de influir en el heredero para potenciar su creciente y visible implicación en CUESTIONES HUMANITARIAS a nivel nacional y global. Mette-Marit participa en organizaciones de beneficencia y colabora con la NORAD (Agencia Noruega de Cooperación para el Desarrollo), institución gubernamental de apoyo al Tercer Mundo.
En todo caso, este era un tema recurrente para Haakon que tiene gran interés en temas de cooperación global y está preparado académicamente en estos asuntos, no en vano el príncipe tiene un master en Estudios de Desarrollo, especializado en comercio internacional y Africa en la London School of Economics and Political Sciences.
La propia princesa tambièn ha cursado estudios en esa línea, después de haber contraido matrimonio con el heredero, primero en la Escuela de Estudios Orientales y Africanos de la Universidad de Londres, y luego en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Oslo, donde hace dos años obtuvo el master de Gestión Ejecutiva.

Crown Princess of Norway Mette-Marit listens as United Nations Secretary-General Ban Ki-moon speaks at an event on human rights at United Nations headquarters, Monday, June 9, 2014. Ciudad: NUEVA YORK

La princesa noruega atendiendo al discurso del Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon en el cuartel general de la organización inernacional de Nueva York el pasado día 9.

Mette-Marit acaba de regresar de Nueva York, donde intervino ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, como representante especial que es del ONUSIDA desde 2006. Escoltada por el Secretario General de la ONU y el ministro noruego de Exteriores, Mette-Marit se convirtió en el primer miembro de la Familia Real noruega que pronunciaba un discurso en la sede de la ONU.

Crown Princess of Norway Mette-Marit listens as United Nations Secretary-General Ban Ki-moon speaks at an event on human rights at United Nations headquarters, Monday, June 9, 2014. Ciudad: NUEVA YORK

Mette-Marit ha sido la primera royal noruega escuchada en la Asamblea General de la ONU, en la que intervino como representante de ONUSIDA.

Durante ese mismo viaje, la princesa noruega participó al día siguiente en una fiesta en el neoyorkino Hotel Plaza para recaudar fondos para amfAR destinados a la lucha contra el sida. La acompañaron en aquella ocasión la icónica y vanguardista actriz estadounidense, Sarah Jessica Parker, la modelo Karolina Kurkova y el diseñador Francisco Costa, entre otros.

Prince Daniel and Princess Mette Marit attending at the Stockholm Food Forum in Stockholm

Mette-Marit, consorte del heredero noruego, con Daniel Westling, consorte de la heredera sueca, dirigiéndose en Estocolmo al Foro mundial sobre Alimentos.

Dado que siempre es más fácil y eficaz romper la cuerda por el lado más débil, los focos antimonárquicos se han centrado en los herederos al trono y más concretamente en la princesa Mette-Marit, de origen plebeyo y con algunos antecedentes juveniles que no eran del gusto de los sectores más conservadores, que parecen dispuestos a seguir poniendo en ella el foco. De princesa plebeya, a su pasado poco conveniente de madre soltera con relaciones poco recomendables, a princesa ‘de izquierdas’, un nuevo título que podría ganarle antipatías a Mette-Marit y la institución a la que representa, y también algunas adhesiones que otras.