Mette-Marit, como una niña más en el parque

Recién cumplidos los 40 años, acontecimiento señalado en la vida de toda mujer que Mette-Marit CELEBRÓ EN FAMILIA EL PASADO DÍA 19, la esposa del príncipe Haakon de Noruega se divirtió como una niña más en la inauguración de un parque de esculturas infantiles en Oslo. La esposa del heredero, que presidió la ceremonia inaugural, se alejó del protocolo para acercarse a los pequeños artistas, autores de las divertidas esculturas, que le explicaron a Mette-Marit sus creaciones artísticas y con los que la princesa noruega compartió una divertida mañana en el Barnas Skulpturpark de Oslo.  

3.140
Compartir

Siempre cercana a la gente, Mette-Marit ha sabido ganarse el afecto de sus compatriotas en sus DOCE AÑOS COMO CONSORTE DEL HEREDERO al trono de aquel país escandinavo. Durante su estancia en el parque de esculturas infantiles se convirtió en una niña más: rió con los pequeños, participó en sus juegos y celebró sus ocurrencias artísticas, sobre las que conversó con los autores.

Mette-Marit en el parque en Oslo

Mette-Marit posó en algunos de los bancos redecorados por los niños e instalados en este original parque de la capital noruega.

Anunció Mette-Marit que regresaría muy pronto a este original parque, el Barnas Skulpturpark, pero en esa ocasión piensa hacerlo acompañada por sus tres hijos: Marius, UN GUAPO ADOLESCENTE DE 16 AÑOS, fruto de su relación con Morten Borg; Ingrid, de 9 años, la segunda en la línea sucesoria al trono noruego tras su padre; y Sverre Magnus, de siete.

Mette-Marit en el parque en Oslo

La princesa Mette-Marit, alumna de la Facultad de Artes y Ciencias Sociales de la Universidad de Oslo, se mostró muy interesada por los imaginativos trabajos de los jóvenes artistas, como este colorista banco.

Hasta que se produzca esa visita familiar, quienes sí disfrutaron de su estancia en Barnas Skulpturpark, fueron la esposa de Haakon, el príncipe heredero, y Milly Kakao, la mascota familiar, de la que Mette-Marit estuvo pendiente en todo momento. Justamente Milly Kakao ha sido la última protagonista de la familia principesca noruega, tras el parto de sus nueve cachorros, el pasado mes de junio, que fue objeto del correspondiente comunicado oficial y UN POSADO QUE DIO LA VUELTA AL MUNDO, mostrándonos la imagen más espontánea y tierna de la familia real noruega.

Mette-Marit con Milly Kakao en el parque en Oslo

El pasado 25 de agosto, Mette-Marit celebró su 12 aniversario de boda con Haakon. En ese tiempo su imagen ha dado un giro de 180 grados y la princesa es uno de los miembros más queridos de la familia real.