Messi se defiende de la acusación de fraude: “No he cometido infracción alguna”

El futbolista del Barça Lionel Messi y su padre, Jorge Horacio, afrontan la querella de la Fiscalía de Barcelona por no declarar 4 millones de euros en concepto de derechos de imagen del jugador, entre los años 2007 y 2009, que habrían sido evadidos a través de sociedades pantalla en paraísos fiscales.

478
Compartir

La querella de la Fiscalía de Delitos Económicos de Barcelona acusa a Lionel Messi y  a su padre, Jorge Horacio Messi, de no declarar a Hacienda los ingresos por los derechos de imagen del futbolista entre 2007 y 2009, por un valor de 4,1 millones de euros. Para ello detalla los pagos al futbolista provenientes de 18 multinacionales a través de sus dos presuntas sociedades pantalla, situadas en paraísos fiscales como Belice y Uruguay. Una sociedad la habría constituido Rodolfo Schinocca, exrepresentante del jugador, y otra por su padre.

Durante esos años, Messi firmó sustanciosos contratos publicitarios con primeras marcas, tanto en España (Danone, Telefónica, Air Europa, Banc de Sabadell…) como en el resto del mundo (Adidas, Pepsi Cola, Konami…), que le proporcionaron ingresos millonarios. Sin embargo, el argentino no declaró todos estos beneficios en las Rentas de 2007, 2008 y 2009. 

La Fiscalía alude directamente al padre de Messi como mente pensante de esta “estrategia” para evitar el pago de impuestos. Ya en 2005, cuando el futbolista era aún menor, pero con un futuro más que prometedor, asegura que Jorge Horacio ordenó a un tercero que organizase un “montaje” para defraudar a Hacienda. Una vez cumplida la mayoría de edad, Messi “ratificó” el acuerdo y “consintió” que se perpetuara en el tiempo, según consta en la querella.

Messi

Messi, de 25 años, afirma: “Siempre hemos atendido todas nuestras obligaciones tributarias siguiendo los consejos de nuestros asesores fiscales”.

La respuesta de Messi ante esta noticia, que se encontraba en Argentina concentrado con su Selección para jugar un partido amistoso, no se hizo esperar y así se expresó en un comunicado: “Nos hemos enterado por la prensa de las acciones iniciadas por la fiscalía española. Algo que nos causa sorpresa porque nunca hemos cometido infracción alguna. Siempre hemos atendido todas nuestras obligaciones tributarias siguiendo los consejos de nuestros asesores fiscales, quienes se encargarán de aclarar esta situación”.

Messi cobra 15 millones de euros netos al año como jugador del Barça (su contrato en bruto es de 36 millones de euros), y 21 por sus ingresos publicitarios. Según la lista Forbes, es el décimo deportista más rico del mundo.

El delito fiscal está tipificado para fraudes superiores a 120.000 euros e incluye penas de prisión entre uno y seis años. Y la multa podría ascender desde el 100 por cien de la cantidad defrauda hasta seis veces la misma, que en el caso de Messi llegaría a 24,6 millones de euros. Lo normal en estos casos de relevancia pública es que se pague una multa.

Messi

El astro estaba concentrado con la Selección Argentina en su país.

Mientras tanto, el Barça ha cerrado filas alrededor de su crack. El primero, su presidente, Sandro Rosell, quien ayer salió al paso en una rueda de prensa, asegurando: “Creemos al cien por cien en la inocencia de Messi. La familia de Messi está muy tranquila. Y nosotros también. Tienen nuestro apoyo”. Y añadió: “He hablado con él. Lo más importante ha sido ratificarle que estamos con él en todo”, agregó. “Nosotros apoyamos a nuestros jugadores, siempre. Legalmente hay que verlo. Yo no sé si legalmente podemos actuar en el nombre de Messi. Hay que hablarlo con sus servicios jurídicos”.

 

Compartir
Artículo anteriorNerea Garmendia reunió a sus amigos en la presentación de un nuevo concepto de comida sana
Artículo siguientePippa Middleton, con su madre en el tenis