Máxima de Holanda, radiante en la cena de gala previa a su coronación

En la cena de gala que la reina Beatriz de Holanda ofreció para su despedida de reinado en el Museo Nacional de Amsterdam, Máxima de Holanda se ha convertido en la auténtica protagonista. La inminente reina de los holandeses estaba espectacular con un vestido de Valentino rojo de volantes, que ya había estrenado en noviembre de 2008 para la fiesta del 60 cumpleaños de Carlos de Inglaterra en el Palacio de Buckingham. 

6.915
Compartir

 Máxima de Holanda sorprendió al repetir vestido para una gala tan especial. Volvió a confiar en Valentino, en vez de en un diseñador holandés, con el vestido palabra de honor de volantes con plisado soleil, fajín de pedrería en la cintura y chal de gasa en el rojo Valentino, color fetiche de la casa italiana. Para el pelo optó por su melena suelta ligeramente ondulada que adornó con la tiara llamada la faja de diamantes, a juego con la gargantilla, pendientes y brazalete.

Máxima-de-Holanda-

Máxima repitió el vestido de Valentino que estrenó en noviembre de 2008 con motivo de la fiesta del 60 cumpleaños de Carlos de Inglaterra.

Maxima de holanda

La todavìa princesa de Orange lució un aderezo de diamantes compuesto por tiara, gargantilla, de la que pendía el impresionante diamante Estuardo del siglo XVII, pendientes y brazalete.

Maxima-de-holanda

Máxima eligió un vestido palabra de honor de volantes con plisado soleil y chal de gasa a juego.

Máxima de Holanda

La princesa de Orange, que mañana se convertirá en reina, saliendo del coche en el que llegó al museo.

 

 

A las siete y media de la tarde, una hora antes del comienzo oficial de la cena en el recientemente reinaugurado Rijksmuseum, después de diez años de restauración, llegaron la reina Beatriz de Holanda, que mañana firmará el acta de abdicación en su hijo, junto con su hijo Guillermo y Máxima. La todavía reina holandesa eligió un traje gris perla con encaje y una capa ribeteada en visón y como joyas la Tiara Württemberg de diamantes y perlas con la que se casó con Claus en 1966,

Mesa-presidencial

En la mesa presidencial, la reina Beatriz, flanqueada por el primer ministro holandés, Mark Rutte; su hijo, Guillermo; su nuera, Máxima, y la princesa de Marruecos Lalla Salma. Tras ellos preside la escena el cuadro Ronda de Noche de Rembrandt.

Galeria-de-cena Rijksmuseum

El Salón de la Fama del Rijksmuseum, donde se celebró la cena, estaba adornado con cientos de tulipanes, inspirados en el jardín holandés Keukenhof.