Mary Donaldson, tierna y solidaria en su viaje a Myanmar, la antigua Birmania

La princesa Mary de Dinamarca ha hecho un viaje de dos días de duración a Myanmar, la antigua Birmania. Como presidenta de la Fundación Princesa Mary, visitó distintos centros que, con la ayuda de dicha institución, ayudan a las mujeres maltratadas, que desarrollen problemas en el embarazo o padezcan sida. También recorrió un campo de refugiados e hizo turismo al recorrer la pagoda de Shwedagon, un templo budista con las paredes revestidas de oro.

Compartir

La heredera danesa volvió a hacer un despliegue de su cercanía y naturalidad en este viaje solidario en Myanmar, y se mostró especialmente tierna cuando visitó el hospital materno-infantil Marie Stopes, dedicado a la planificación familiar, el cuidado de los bebés, las pruebas del VIH y el tratamiento a seguir. También estuvo en un centro juvenil que con la ayuda de terapias musicales ayudan a niños y adolescentes, y se reunió con las principales autoridades de este exótico y poco conocido país del sudeste asiático. Mary Donaldson estuvo especialmente tierna con los niños de un campo de refugiados a los que su fundación llevó ayuda y un mensaje de esperanza.

mary-niño-llorando

Mary intentó consolar a este pequeño refugiado de origen musulmán.

Como ya es habitual en estos viajes fuera de Dinamarca, Mary Donaldson contribuyó con su presencia a promocionar de cara al mundo el país que visita. En esta ocasión, en Rangún, antigua capital de Myanmar, la princesa recorrió el maravilloso complejo en el que está enclavada la pagoda de Shwedagon, un templo budista que tiene 2.500 años de antigüedad. Mary, que siguiendo la tradición local hizo el recorrido descalza, pudo admirar su estructura recubierta con paneles de oro. Lució una vaporosa falda de Hugo Boss que complementó con un colgante de plata y azabache de Ole Lynggaard.

mary-pagoda

Mary en un momento de su recorrido por el complejo donde está enclavada la pagoda de Shwedagon recubierta de oro.

mary-descalza

Mary, que lució una falda de Hugo Boss, durante  su recorrido por la pagoda, que hizo descalza como es preceptivo,