María Teresa Campos: la reina de la tele se convierte en princesa en su nuevo libro

La presentadora de ¡Que tiempo tan feliz! publica Princesa Letizia,  donde se pone en la piel de la periodista que enamoró a Felipe de Borbón plasmando lo que ella cree que piensa.

1.839
Compartir

Esto es el cuento de hadas al revés: la reina de la tele se convierte en princesa heredera… Pero es solo en el libro Princesa Letizia, en el que la periodista se pone en la piel de Letizia Ortiz y pone en negro sobre blanco lo que ella cree que la esposa del príncipe Felipe piensa y no puede decir por las responsabilidades de su cargo.

“No se trata de una biografía, ni siquiera de información por conversaciones que haya tenido con ella. Solo hemos hablado una vez y este libro es de ficción. Son reflexiones que he hecho sobre lo que yo opino” nos dice la veterana periodista. “Yo creo que se lo tomará a bien, pues son reflexiones lógicas y ella parece ser una mujer transparente en sus actitudes. Por lo menos la gente que está cercana a ella es lo que comenta siempre”.

Teresa Campos

La Campos plasma en el libro lo que ella cree que Letizia opina: “Pero es todo ficción”, nos dice.

La idea surgió de la editorial Planeta a raíz del éxito de un libro similar en Estados Unidos, donde un grupo de periodistas hizo lo mismo con la primera dama, Michelle Obama.

Entre las reflexiones que Campos plasma en el libro no podían faltar las más que comentadas difíciles relaciones de Letizia con sus cuñadas, las infantas Elena y Cristina: “De mis cuñadas no me quejo, aunque siempre he tenido la sensación de que tenían celos por llevarme a su hermano”, “Elena siempre me ha mirado un poco por encima, pero ha aceptado lo inevitable”. Sobre Cristina y el difícil momento que está viviendo por la implicación de su marido, Iñaki Urdangarin, en el Caso Nòos: “Las cosas se han enfriado, al principio todo iba bien pero después de lo que pasó”. En sus reflexiones Letizia -vista por Campos- se cura en salud: “Por mi pasado nadie podrá sentarme en ningún banquillo. No sé si llegaré a sentarme en el trono, pero en el banquillo no. ¡Qué malo es el dinero!”. Teresa es consciente de que hay a quien critique que todo sea falso: “Claro que me puedo equivocar, por ello insisto en que es ficción. Es imposible entrar de verdad en el corazón de esa persona”.

La periodista, que hoy presenta cada fin de semana en las tardes de Tele 5 ¡Qué tiempo tan feliz!, sabe las exigencias que ser reina implica. No en vano ella fue la reina de las mañanas durante muchos años y, ahora mismo, según confesó hace unos años a Ana Rosa Quintana, ya no quiere serlo por más tiempo: “Nunca me gustó eso de reina de la tele. Ya no quiero ser reina de nada; en todo caso, ¡Reina Madre!”, dijo con su socarronería habitual a su eterna rival y amiga en un maravilloso tête-à- tête que tuvieron en El programa de AR.

Campos

Teresa también ha sido víctima de que su mòvil haya sido publicado en Twitter:”Espero que el culpable pague y la ley le condene”. 

Ahora la Campos se encuentra inmersa en la promoción del libro con un problema añadido: su teléfono ha sido uno de los que se han publicado en Twitter y ha sufrido una crisis de ansiedad al recibir más de 400 llamadas: “Esto es horrible. Espero que el culpable pague por ello y que la ley le condene. Además aviso: yo nunca cojo un teléfono de alguien que no conozco”, dijo visiblemente molesta.