María Pineda, arropada por sus amigos en una fiesta sorpresa en Málaga

7.094
Compartir

Estefanía Luyk, Arantxa de Benito y Makoke son tres de las mejores amigas de la modelo, y por eso, ayudadas por el diseñador malagueño José María Soler, quisieron darle una sorpresa organizando una súper fiesta en su ciudad a beneficio de la Fundación Cudeca (Cuidados del Cáncer). Para ello pusieron en pie una cena de gala y un desfile de moda en la preciosa terraza del hotel AC Málaga Palacios, con vistas al casco histórico, en una noche en la que el cariño fue el protagonista.

María Pineda lleva cinco años luchando contra el cáncer de pulmón que padece. Desde el momento en el que se lo diagnosticaron, ella ha demostrado ser un ejemplo de fuerza y superación, pese a algunos momentos críticos, como cuando los médicos llegaron a darle tres meses de vida. Sus deseos de seguir adelante, los tratamientos médicos y otros alternativos a los que se somete, han hecho que, afortunadamente, siga entre nosotros. Y pese al dolor, sin perder la sonrisa.

Maria-Pineda

Makoke, en el centro, Arantxa de Benito y Estefanía Luyk llamaron a todo el mundo para darle esta bonita sorpresa a María.

Además de sus amigos y familiares, María Pineda cuenta con el inestimable apoyo de su pareja, Emilio González, quien se ha trasladado a vivir definitivamente desde Granada a Málaga, para no separarse de su novia.

María, de 52 años, confirmó recientemente que debe seguir sometiéndose a quimioterapia cada 21 días. Esta fiesta sirvió, además de para impulsar los programas asistenciales gratuitos de la Fundación Cudeca, también para recaudar fondos para ella. Inevitablemente, la modelo se emocionó mucho al ver que tanta gente la quiere y apoya para que se restablezca del todo. ¡Ánimo, María!

Maria-Pineda

María Pineda, pulgar en alto, siempre positiva ante la vida.

Maria Pineda

María, sentada junto a Makoke, mujer de Kiko Matamoros, durante el desfile.

remedios-cervantes

Remedios Cervantes, también malagueña, presentó el desfile solidario.

 

Compartir
Artículo anteriorEl rey vuelve a Madrid con sus nietas... y Felipe se queda en Palma con su madre
Artículo siguienteMary de Dinamarca, la mejor embajadora de la moda de su país