María José Campanario y María Patiño se ven las caras en los...

María José Campanario y María Patiño se ven las caras en los juzgados

La mujer de “Jesulín” demandó a la colaboradora por intromisión al honor, injurias y calumnias cuando Patiño habló de un episodio violento con su suegra

Tras varios días ingresada por una crisis de fibromialgia, María José Campanario ha pedido el alta voluntaria para abandonar el hospital rumbo a los juzgados de Arcos de la Frontera, donde se ha visto las caras con María Patiño. Hoy, pasados tres años, han retomado el capítulo que vivieron en el programa de Ana Rosa, cuando la periodista aseguró públicamente que la mujer del torero agarró a su suegra, Carmen Bazán, por el cuello. La odontóloga le dio la oportunidad de rectificar dicha información en directo y la colaboradora de ‘Sálvame’ no se echó para atrás, así que optó por demandarla y ahora le pide 100.000 euros.

A las 08.45 de la mañana, “Jesulín” y su mujer han abandonado el centro médico en su coche y poco después, acompañados por la protagonista de la historia, Carmen Bazán, que ha acudido a declarar en calidad de testigo, han hecho su entrada en los juzgados.

Jesulín de Ubrique es el principal apoyo de su mujer
Jesulín de Ubrique es el principal apoyo de su mujer

Muy desmejorada y más delgada, María José se ha abrazado a su suegra antes de pronunciarse ante el juez. La dentista ha sido la primera en dar su testimonio para poder regresar al hospital lo antes posible y al salir no ha realizado declaraciones al respecto. Campanario se ha defendido justificando su participación en diferentes programas, eso sí, siempre para preservar su honor, y ha reconocido estar cansada de que constantemente la ataquen públicamente. Ataques que, como ella misma ha reconocido, han pasado factura a su relación matrimonial.

En todo momento ha estado acompañada por su marido, que se ha mostrado muy cariñoso y muy pendiente de ella. Su padre Pepe también se ha acercado hasta los tribunales.

La matriarca del clan Janeiro ha entrado a declarar una hora después que su nuera y ha desmentido todo lo contado por Patiño, además, ha querido dejar claro que nunca ha vivido una agresión por parte de la esposa de su hijo.

María tampoco ha faltado a esta cita. Eso sí, a la periodista le ha fallado su testigo, que era un compañero de profesión. Este paparazzi iba a pronunciarse en contra de la propia María, así que su abogado ha preferido declinar su testimonio. A su salida tampoco tampoco ha querido detallar lo ocurrido en la sala. Además ha querido dejar claro que su opinión siempre ha sido desde el punto de vista periodístico y no personal.