Maradona inmerso en otro culebrón: se dice que ha abandonado a su novia embarazada

Uno de los grandes mitos del fútbol mundial vuelve a estar inmerso en problemas. Se ha publicado que ha dejado a su novia, Verónica Ojeda, con quien llevaba ocho años, porque está embarazada. En Argentina se afirma que la causa es la presión de la ex mujer de Maradona, Claudia Villafañe, y de sus dos hijas, Dalma y Gianina, pero ellas lo desmienten. ¿Quién dice la verdad?

707
Compartir

Alberto Domínguez, el abogado de Verónica Ojeda ha desmentido que hayan roto y que el hecho de que Diego Armando Maradona haya viajado estos días solo a Dubai se debe a que ella tiene un embarazo de alto riesgo.

Sin embargo, señala a presiones del entorno del exfutbolista para que lo haga: “Es una maniobra del entorno familiar de él, no quiero hacer nombres específicos, pero es tanta la presión de las hijas y ex esposa para que se separe que incluso utilizan como moneda de cambio la posibilidad desalojar al padre —se refiere a Diego, el padre del futbolista— de su casa, es algo horrible”.

En Argentina todo el mundo está a la espera de que el exfubolista arroje luz sobre el asunto.

La exmujer de Maradona y sus hijas han emitido un comunicado para desmentir las afirmaciones de Alberto Domínguez: “Frente a las ridículas versiones que distintos medios pretenden instalar en la opinión pública, relativas a supuestas intervenciones nuestras, en las decisiones personales de Diego A. Maradona, destacamos que solamente hemos estado a su lado cuando él mas lo ha necesitado de manera desinteresada y solamente brindándole cariño y afecto, ya que tenemos una historia en común y una maravillosa familia”.

Añaden, la exmujer de Maradona y sus hijas: “Jamás hemos opinado, ni opinaremos, sobre cuestiones suyas, estrictamente privadas, y mucho menos en temas tan delicados como el tema en cuestión. Además de ello, insinuar que él pueda hacer algo tan delicado, por presiones nuestras, demuestra que quien hace correr esas versiones no conoce en lo más mínimo a Diego A. Maradona. Por otro lado, nosotras sus hijas somos mayores de edad y tomamos decisiones libremente y nuestra madre no tiene ninguna responsabilidad en las mismas. Finalmente, desautorizamos a quienquiera que sea a utilizar nuestro nombre en cuestiones relacionadas con él, su vida privada y decisiones personales, haciéndolos jurídicamente responsables de las consecuencias que dichas invocaciones nos pudieran ocasionar”