Mar Flores resurge glamourosa en Nueva York en la fiesta presidida por la reina

En SU MOMENTO MÁS CRÍTICO en España, cuando se rumorea que un futuro de crisis podría aguardarles a ella y a su marido, la modelo, actriz y empresaria Mar Flores se reinventa a sí misma en Nueva York y reaparece resplandeciente con un modelo de Escada en el legendario Hotel Waldorf Astoria en una gala presidida por la reina doña Sofía. La reina de España entregó en pleno corazón de Manhattan las Medallas de Oro del Instituto que lleva su nombre al actor malagueño Antonio Banderas y a la exsecretaria de Estado estadounidense Hillary Clinton, por su contribución a las relaciones entre Estados Unidos y los países hispanohablantes. Allí, bajo el auspicio del manto real extendido por doña Sofía, reapareció en la vida social una modelo de altura que volvió a acaparar todos los flashes y las miradas en este crucial momento de su vida: Mar Flores.

Compartir

Con el diseñador dominicano Oscar de la Renta, director del Instituto Reina Sofía de Nueva York, como anfitrión de la gran gala hispana de la Gran Manzana se congregó la más selecta representación de la sociedad de habla española en el Waldorf Astoria. Tal era el nivel de la gala presidida por la reina doña Sofía, que eran auténticas ‘stars’ de primer nivel los encargados de entregar sus medallas a los galardonados: el consagrado y veterano Michael Douglas, y el también exsecretario de Estado, premio Nobel de la Paz y leyenda viva de la política estadounidense, Henry Kissinger.

Oscar de la Renta, Hillary Clinton, la reina doña Sofía y Antonio Banderas en la gala de las medallas de Oro del Instituto Reina Sofía de Nueva York

Oscar de la Renta, director del Instituto Reina Sofía de Nueva York, anfitrión del evento, con la gardonada Hillary Clinton, la reina doña Sofía y el también premiado Antonio Banderas, en los maravillosos salones del hotel Waldorf Astoria.

Antonio Banderas fue el primero en recibir el premio, un malagueño que traspasa fronteras en quien la reina Sofía elogió a “un firme defensor de los intereses de nuestro país y, muy especialmente, del estrechamiento de las relaciones entre los Estados Unidos y España”.

La reina Sofía en la gala de las medallas de oro que llevan su nombre en Nueva York

Doña Sofía, una reina tan próxima como majestuosa, fue el eje en torno al que giró la gran gala hispana de Nueva York.
Más allá de los éxitos de Antonio Banderas en el séptimo arte, la soberana quiso destacar sus méritos como filántropo a través de CUDECA, la asociación a través de la que financia cuidados paliativos para enfermos terminales de cáncer, y su fundación ‘Lágrimas y Favores’, para estudiantes sin medios de Andalucía.

La reina Sofía y Antonio Banderas en la gala de las medallas de oro Reina Sofía en el Waldorf Astoria de Nueva York
Sofía de Grecia y Antonio Banderas, fueron los ‘reyes de la noche’ en la brillante gala del Waldorf Astoria de Nueva York.
Radicado en América desde que se trasladó a Hollywood para rodar “Los reyes del mambo”, Antonio Banderas ha profundizado más en la cultura y tradiciones americanas a través de su matrimonio con Melanie Griffith, y su vinculación a Los Ángeles, donde vive con su familia, está muy vigente, lo que no impide que el malagueño siga reivindicando sus raíces: “Cuando siento el corazón, el viento suave o la sangre picante de mi país sé que soy inevitablemente español, irremediablemente español, que cada parte de mi mente y mi cuerpo son románticamente españoles”.

La reina Sofía y Antonio Banderas en la gala de las medallas de oro Reina Sofía en el Waldorf Astoria de Nueva York
La complicidad y gran sintonía entre la reina Sofía y Antonio Banderas contribuyó a crear un ambiente de proximidad y sencillez en la velada de gala.
Antonio Banderas tuvo unas palabras de reconocimiento para los reyes implícitamente, por su papel en la historia reciente de España, y concreta y explícitamente para su real mentora en estos premios, doña Sofía: “Estoy recibiendo este honor que acepto porque soy parte de una generación de españoles que con la llegada de la democracia tuvimos una plataforma y un espacio en los que era posible crear libertades. La reina Sofía fue una fuerte y entusiasta defensora de esa libertad universal y artística”, dijo el popular actor malagueño.

Hillary Clinton, la reina Sofía y Antonio Banderas en la gala de las medallas de oro Reina Sofía en el Waldorf Astoria de Nueva York
Simpática y espontánea foto de los dos premiados con la Medalla de Oro del Instituto Reina Sofía de Nueva York, con la soberana española. El ambiente cordial fue la tónica de la fiesta.
También la otra galardonada de la noche, Hillary Clinton, quiso destacar la labor de la reina Sofía, a quien definió como alguien “muy divertido”, pero sobre todo la puso en valor y la ensalzó como “una de las expertas mundiales en microfinanciación”. “Ese trabajo suyo quizá no sea tan conocido por todos vosotros, pero sí por aquellos que se han preocupado por este servicio profundamente”, concluyó la esposa del expresidente Bill Clinton.

Sin duda el ambiente distendido propició el cordial reencuentro de Mar Flores con muchas de sus amistades del otro lado del Atlántico, donde probablemente no hayan llegado los ecos de la resurrección de algunos capítulos de su pasado más controvertidos que la convirtieron en noticia de primera plana en España. En el Waldorf Astoria se reencontró la esposa de Javier Merino con muchos de los que fueron sus vecinos en 2009, cuando  se afincó con su marido y sus dos hijos mayores, Mauro y Beltrán (los mellizos aún no habían nacido) en Santo Domingo. Instalados en Punta Cana, cuartel general de los negocios hosteleros de Javier Merino en el Caribe, Mar Flores se labró una valiosa agenda social  en aquellos años entre las personalidades americanas, como Óscar de la Renta y Carolina Herrera, y las europeas, como Valentino, Julio Iglesias o Felipe González y Mar García Baquero, que frecuentan la privilegiada isla que tan atractiva resulta a los millonarios y poderosos.

Mar Flores en la gala de las medallas de oro Reina Sofía en el Waldorf Astoria de Nueva York

Sin olvidar las enseñanzas adquiridas durante sus años ante los objetivos sobre la pasarela, Mar Flores posó estilosa para las cámaras, luciendo este vestido de seda Escada, con escote barco y plumas en los hombros delimitadas por una banda de piedras cosidas a mano, de la colección Fall Winter 2013.

La brillante ceremonia de premios, una auténtica lluvia de celebrities hispanas y la alfombra roja soñada para las personalidades mejor relacionadas de Nueva York, además de a los ilustres premiados, anfitriones y organizadores congregó a personalidades tan relevantes como los diseñadores de moda Carolina Herrera, Valentino o Diane von Furstenberg; las más altas representaciones diplomáticas de nuestro país, como el embajador de España en Estados Unidos, Fernando Arias González; el cónsul general de España en Nueva York, Juan Ramón Martínez… y allí como toda una glamourosa luminaria, estuvo la modelo y actriz Mar Flores, departiendo con los vips mejor situados en la vida social del otro lado del Atlántico y remontando el vuelo como el ave Fénix sobre LOS COMENTARIOS QUE TANTAS LÁGRIMAS LE HICIERON DERRAMAR hace apenas unas semanas.

Mar Flores en la gala de las Medallas de Oro del Instituto Reina Sofía en el Waldorf Astoria de Nueva York
Perfecta y glamourosa, cuidada de cabeza a pies, Mar Flores volvió a brillar en las fiestas de altura. La modelo y actriz madrileña asistió a la gala sin la compañía de su marido, Javier Merino.

Carolina Herrera en la gala de las Medallas de Oro del Instituto Reina Sofía de Nueva York

Carolina Herrera, la diseñadora venezolana que reina en el corazón de la Gran Manzana, sede de un imperio de moda que ha importado a Europa. Carolina tiene fuertes  vínculos con España y no solo profesionales, pues su hija vive en nuestro país, donde está casada con Miguel Baez ‘Litri’.