Mar Flores brilla en la fiesta Flower Power, en Ibiza

Como cada año, muchos de los famosos que veranean en Ibiza acuden a disfrutar de una de las fiestas más divertidas en la discoteca Pachá. El espíritu de los años 60 se apoderó de la discoteca Pachá, donde brillaron, entre otras celebrities, Mar Flores, acompañada por su marido, Javier Merino, y el tenista toledano Feliciano López. Guapísima con un modelo de Stella MacCartney, Mar Flores no quiso perderse la fiesta Flower Power, organizada por Carlos Martorell, en la discoteca Pachá, una de las más emblemáticas de la isla pitiusa. El espíritu hippy estuvo muy presente en este evento, donde los asistentes mostraron su lado más divertido y atrevido en una noche única.
Entre los asistentes se encontraba Feliciano López. El tenista toledano, un poco decepcionado por no haber logrado finalmente una medalla olímpica junto a David Ferrer en la categoría de dobles, acababa de regresar de Londres. Pese a este revés en las Olimpiadas, Feliciano lució su mejor sonrisa y un alto en el camino en la intensa temporada tenística, que ahora se traslada a tierras americanas.
También lo pasaron genial esa noche los comunicadores Isabel Gemio y Pepe Navarro, Olivia de Borbón, el músico Nacho Cano; y el escultor Lorenzo Quinn, hijo del recordado actor Anthony Quinn.
También acapararon los flashes Jesús Cabanas, exmarido de la cantante Marta Sánchez, con quien sigue manteniendo una buena relación; el piloto retirado Ángel Nieto, y la escritora uruguaya Carmen Posadas. 

562
Compartir

Mar Flores, con su marido, Javier Merino

La escritora Carmen Posaas, con el organizador de la fiesta, Carlos Martorell.

El tenista toledano Feliciano López, recién llegado de las Olimpiadas de Londres.

La presentadora extremeña Isabel Gemio, muy divertida.

El escultor Lorenzo Quinn, hijo del célebre actor Anthony Quinn.

Nacho Cano, excomponente del grupo Mecano.

El periodista cordobés Pepe Navarro.

 

Compartir
Artículo anteriorLa gala Starlite llena de estrellas Marbella
Artículo siguienteElsa Pataky y su marido, olímpicos