Malú desvela que llegó a temer por su vida a los 26...

Malú desvela que llegó a temer por su vida a los 26 años

Abre-su-corazon1
Malú, en un momento de la entrevista con Bertín Osborne.

Malú no es un personaje que se prodigue en entrevistas y mucho menos en televisión, así que la presencia ayer en ‘Tu casa es la mía’, presentado por Bertín Osborne, cobró particular relevancia, porque permitió a la audiencia conocer facetas desconocidas de la hija de Pepe de Lucía. 

Como es habitual en las entrevistas de Bertín, Malú habló de su infancia y de sus orígenes: “Nací en Madrid, pero mi padre es de Algeciras y mi madre de Sevilla. Mis padres se conocieron trabajando en Madrid en el tablao ‘Las Brujas’. Mi madre era cantaora y bailaora”.

Llegada-triunfal
Malú demostró que le encanta montar a caballo.

Malú habló de su infancia y de cómo rasgos de su carácter siguen presentes en su vida: “Era muy preguntona, tenía que entenerlo todo y aún me pasa”.

La cantante se puso nostálgica y habló también de cómo fueron su infancia y su adolescencia, en especial los tres meses de verano que pasaba en Algeciras: “Ya casi no puedo ir. Tengo todos los recuerdos allí, mi primer beso… pero todo se acabó a los 15 años”.

De su infancia también destacó una anécdota muy significativa: “En el cole era difícil que me gustara algo. Había un grupo de música ye l profesor no me dejaba entrar porque decía que no tenía voz. Fue al primero al que le llevé el disco”.

Comida
La cantante se sinceró con Bertín Osborne.

Sobrina de Paco de Lucía, tuvo un emotivo recuerdo para él en la entrevista: “Era genial, increíble, muy inseguro. Su timidez era impresionante, hasta en casa”.

La timidez es un rasgo que Malú comparte con su tío: “Es horroroso. Lo paso mal antes de subir al escenario. Siento presión y mucha adrenalina, pero vengo de una familia tan exigente que no soy capaz de disfrutarlo. Me sigo poniendo nerviosa”.

El momento más revelador de la entrevista fue el susto más grande de su vida: “Me reventó la vesícula de sopetón. Me ingresaron y no daban con lo que tenía, creía que me apagaba”. Y añadió: “Creía que me iba a morir, lo tenía clarísimo”.

Una experiencia muy dura con 26 años que llevó a que tuviera que suspender su gira de conciertos y que, afortunadamente, ha quedado solo como un mal recuerdo.