Magdalena de Suecia y Chris O’Neill, más felices que nunca la víspera de la boda

Era la imagen más esperada del día y llegó poco antes de las siete de la tarde. Magdalena de Suecia y Chris O´Neill se asomaron a uno de los balcones del Grand Hotel de Suecia, poco antes que comenzara la cena privada con la que los reyes Carlos Gustavo y Silvia de Suecia han agasajado a sus invitados.

Compartir

Según la prensa sueca, la princesa Magdalena había estado por la mañana en el gimnasio, posiblemente ‘calmando los nervios’ ante un acontecimiento tan trascendental en su vida: su enlace con el financiero estadounidense Christopher O’Neill.

La víspera de la boda, tenía que pasar todavía una gran prueba de fuego, en la cena de gala ofrecida por los reyes Carlos Gustavo y Silvia de Suecia para los invitados a esta boda, la segunda de los hijos de los soberanos.

Muy simpáticos, Magdalena y Chris, que llevaban casi tres años de relación, saludaron a las personas que se habían acercado hasta el emblemático Gran Hotel y a la prensa que inmortalizó este momento. La princesa sueca estaba radiante con un vestido del diseñador libanés Elie Saab. Un modelo de la colección Resort 2013 en tono champán repleto de paillettes que combinó con unas sandalias de tiras doradas.

El gran día se desveló el secreto mejor guardado de todas la bodas: el vestido de novia. El viernes ya había trascendido que el encargado de realizarlo ha sido Valentino Garavini, como el propio diseñador italiano había asegurado esa noche en la cena de gala a algunos invitados. La Casa Real lo confirmó también en su página web.

Los mismos invitados, que asistieron a la cena de gala, más algunos que se incorporaron a las celebraciones el mismo día de la boda, disfrutaron de este acontecimiento, como puedes comprobar AQUÍ

magdalena-suecia

A punto de cumplir 31 años, el 10 de junio, Magdalena está viviendo los momentos más felices de su vida.

madalena2

 La pareja, en el interior del Grand Hotel, durante la celebración de la cena.

chris o'neill

Magdalena y Chris, la viva imagen de la felicidad.

Compartir
Artículo anteriorEl duque de Edimburgo, 'evoluciona satisfactoriamente', tras su operación
Artículo siguienteMireia Canalda y Felipe López, padres de una niña