Lujo andaluz en Granada

Si no te gustan las aglomeraciones, las playas llenas de gente, el bullicio… Barceló La Bobadilla no te defraudará. Este lujoso hotel, situado en Loja, en la provincia de Granada, colmará tus expectativas. Rodeado de naturaleza, está pensado para disfrutar de cada minuto intensamente y dejarse llevar para regresar de las vacaciones con las pilas muy cargadas. Te explicamos los motivos por los que merece que te des este capricho:

678
Compartir

la-bobadilla4

1.- “Porque yo lo valgo”.

Andie McDowell hizo famosa esta frase en un spot de televisión y, sin duda, te mereces darte este capricho. Barceló La Bobadilla está incluido en la lista de The Leading Hotel Of The World. Para que entiendas la relevancia de este reconocimiento, te diremos que en Suecia el único establecimiento que forma parte de ella es el Grand Hotel de Estocolmo, donde se hospedan los premios Nobel.

2.- ¡Viva Andalucía!

Podría ser el grito de guerra de una folclórica, pero no… Simplemente queremos corroborar que este hotel es un canto al estilo andaluz más refinado. La Bobadilla tiene la estructura de un cortijo clásico, pero sofisticado al mismo tiempo. Construido al más puro estilo Nazarí, ya desde el lobby, donde destacan sus imponentes arcos, te sentirás imbuido del espíritu andaluz.

la-bobadilla5

3.- Apuesta por el descanso.

Cada una de sus 70 habitaciones, en cuya decoración se mezclan armónicamente las maderas nobles, los mármoles y el ladrillo, está pensada para obtener el máximo confort y, sobre todo, para que puedas descansar y desconectar de todo (o no, porque puedes conectarte a internet a través de la wifi). 

labobadilla3

4.- Hawai, Bombay…

Como cantaba Mecano, puedes vivir una experiencia de lo más relajante y evocadora en su U-Spa de 800 metros cuadrados, perfectamente equipado para que dejes de lado el estrés cotidiano en su piscina cubierta y en sus instalaciones. Además, te recomendamos que te pongas en las manos de sus profesionales para someterte a algún tratamiento de salud y/o belleza.

5.- Para chuparse los dedos…

Esta expresión tan coloquial nos sirve para ilustrar cómo te sentirás en cualquiera de sus tres restaurantes (eso sí, te sugerimos que no te lo tomes al pie de la letra…) En La Finca podrás degustar, con un servicio de cinco tenedores, la cocina más creativa, mientras que en El Cortijo apuestan por la cocina española y regional, elaborada con las mejores materias primas. En El Mirador, abierto solo en verano, tendrás, como su propio nombre indica, unas preciosas vistas de la piscina y, sobre todo, degustarás la mejor cocina de mercado.

la-bobadilla1

6.- Al agua patos…

Nos permitimos otra frase hecha más para destacar la impresionante piscina exterior de 1.500 metros cuadrados, rodeada de palmeras y bosques mediterráneos, que podrás disfrutar durante el periodo estival. Escoge la tumbona que más te guste y, en un ambiente de lo más relajado, podrás tomar el sol o leer con el rumor de fondo del chapoteo de los civilizadísimos huéspedes del hotel.

la-bobadilla2

7.- ¡Vamos de boda!

Si quieres casarte y te apetece hacerlo en un sitio original, el hotel pone a tu disposición su capilla de estilo mudéjar como escenario de tu boda civil. Después puedes celebrar el banquete nupcial en el restaurante La Finca.

Compartir
Artículo anteriorSergio Ramos se ha teñido de rubio platino
Artículo siguienteCarlos y Camilla, felices abuelos, visitan el condado de Kent