Los reyes viajan a Santiago para visitar a las víctimas del accidente de tren

Don Juan Carlos y doña Sofía viajaron hasta Santiago de Compostela para transmitir sus condolencias a los familiares de las víctimas y heridos. Los Reyes se acercaron, acompañados por el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, y la ministra de Fomento, Ana Pastor, hasta el Centro Hospitalario Universitario de Santiago, donde se interesaron por el estado en el que se encuentran los afectados por el terrible accidente ferroviario, ocurrido el 24 de julio, que ya le ha costado la vida a 78 personas. 

965
Compartir

Los monarcas hablaron con algunos de los familiares de los heridos y don Juan Carlos expresó su apoyo y ánimo a las familias de las víctimas: «Está toda España pendiente de esto y realmente todos los españoles se unen al dolor de las familias de los muertos; esperamos que los heridos se vayan recuperando poco a poco». También, el rey quiso agradecer la ayuda recibida de la gente anónima: «Felicitamos a los voluntarios, los profesionales y a los donantes de sangre por cómo se han portado y por el espíritu de ciudadanía que han demostrado. A todos ellos queremos darle las gracias».

Antes de acabar su visita a Santiago de Compostela, los Reyes fueron al Hospital La Rosaleda, donde también visitaron a algunos heridos hospitalizados y sus familiares. Don Juan Carlos llevaba una corbata negra y doña Sofía un vestido del mismo color como señal de luto por todas las víctimas de este gravísimo accidente ferroviario, uno de los más grandes, en cuanto a número de víctimas, ocurrido en nuestro país.

reyes2

Los reyes, en el hospital la Rosaleda de Santiago de Compostela, donde se interesaron por el estado de los heridos en el accidente de tren.

El jueves 25, al mediodía, la web de la Casa Real publicó una sentida carta del monarca en la que aseguraba que “este desgraciado suceso nos conmueve y nos llena de dolor y de tristeza”. El rey transmitió también “el más profundo cariño y toda la cercanía y solidaridad de la Familia Real y del conjunto de nuestra nación que hoy tiene depositada toda su emoción en el corazón de la querida tierra gallega”.