Los duques de Palma, unos vecinos “incómodos” en Ginebra

En Ginebra parece que empiezan a estar cansados de la presencia en la ciudad de los duques de Palma. Según recogen algunos medios, algunos vecinos de la tranquila ciudad suiza se planrean la conveniencia de que la hija y el yerno del rey Juan Carlos hayan elegido la ciudad para lo que califican de «exilio dorado».

Compartir

Cristina de Borbón e Iñaki Urdangarin podrían haberse convertido en unos vecinos «incómodos» para los ginebrinos, poco acostumbrados al ruido mediático que viene siguiendo a los duques de Palma desde que se instalaron en un lujoso duplex en la tranquila ciudad suiza. Según ha recogido Abc los residentes en el barrio ya expresan abiertamente sus reticencias: «¿Por qué han venido aquí?», «¿Quién paga esto? Con lo mal que está España y ellos aquí, viviendo en este duplex carísimo, con policías en la puerta las 24 horas del día»…

cristina-iñaki

A Cristina e Iñaki pude ponérseles muy difícil su estancia en tierras suizas.

Aunque Cristina e Iñaki llevan una vida muy discreta en Ginebra, los medios suizos, que habitualmente no se ocupan de sus vecinos más famosos, también se han ocupado de los duques de Palma. La televisión suiza, en un reportaje sobre España, el presentador habló de «oportunismo» por parte de la infanta al elegir Ginebra para vivir con su familia. Coincidiendo con la imputación de la duquesa en el Caso Noos, el diario «La Tribune de Genève» publicó un reportaje sobre la nfanta y su participación en la sociedad Aizoon.

Por su parte, el diario Le Matin titulaba «Cristina, en casa de los aristócratas», describiendo que el ático donde reside está situado en un hotel particular, construido hace más de tres siglos, en la calle más exclusiva del casco antiguo de Ginebra: «Es un dúplex que ocupa la totalidad de los dos últimos pisos del número 12 de la rue de Granges. Conozco muy bien el interior del edificio y el apartamento alquilado por la Infanta es una preciosidad: un dúplex con más de doce habitaciones que, cuando ellos están aquí, están todas iluminadas», comentó un vecino de Cristina.

cristina

La duquesa de Palma viajó la pasada semana a Atenas sin su marido para asistir al 50 aniversario de la muerte de su abuelo, el rey Pablo de Grecia.

Otro detalle muy criticado en la presencia permanente de un  jeep negro aparcado delante de la puerta del edificio donde viven en una zona de aparcamiento vigilado donde no se perite estacionar más de una hora. Los empleados de la pizzería cercana a la casa en la que los Urdangarin-Borbon ya han sido vistos, se pronuncian sobre los problemas judiciales de los duques:  «A ellos no les va a pasar nada por ser quienes son», dijo uno de ellos, aunque otro apuntaba con prudencia:  «Hay que esperar a que la Justicia se pronuncie antes de opinar sobre este caso», mientras otras opiniones se inclinan por afirmar que la presencia de los duques de Palma son una mala imagen para Suiza.