Lorenzo Silva y Mara Torres triunfan en los Premios Planeta

El escritor madrileño Lorenzo Silva, de 46 años, presentándose con el seudónimo de Bernie Ohls, ha ganado el Premio Planeta 2012 con su novela La marca del meridiano. La obra es una nueva entrega de su pareja de investigadores Rubén Bevilacqua y su ayudante Violeta Chamorro. Con este nuevo galardón, dotado con 601.000 euros, Lorenzo Silva añade a su historial el premio mayor del grupo Planeta después de haber ganado el Nadal en 2000 con El alquimista impaciente, de la editorial Destino, premio del que había sido finalista en 1997 con La flaqueza del bolchevique, obra que fue llevada al cine; en 2004 ganó el Primavera de la editorial Espasa con Carta blanca.

195
Compartir

El autor madrileño ha agradecido el premio a su familia y a Barcelona, “la ciudad en la que gané mis primeros premios y que me dio la mujer a la que quiero (está casado con una catalana) y la casa en la que vivo (reside entre Madrid y Viladecans)”.

 

 

Mara Torres, un rostro popular en los informativos de TVE, debuta en la literatura de ficción con La vida imaginaria.

Finalista de esta 61 edición del Planeta ha sido la periodista Mara Torres, de 38 años, con su obra La vida imaginaria. Esta es la primera obra de ficción de MaraTorres que tiene dos libros vinculados a su labor informativa en el mercado: Historias de madrugada, compilación de momentos vividos como presentadora del programa Hablar por Hablar, y Sin ti, un conjunto de cuatro relatos por el que recibió el Premio Setenil.

“No sé si esto que me está pasando pertenece a mi vida imaginaria o a la real” dijo al recoger el premio, agradeciendo al jurado que: “haya elegido una novela que habla del amor, y que comienza con una ruptura”.

Desde hace seis años Mara Torres forma parte de los servicios informativos de TVE y presenta actualmente telediario La 2 Noticias, el informativo más premiado de la historia de la televisión, aunque su carrera se ha forjado en la radio, coincidiendo en la Cadena SER con Iñaki Gabilondo en la redacción del programa Hoy por Hoy, de donde pasó en 2006 a presentar Hablar por hablar, espacio líder de las madrugadas radiofónicas.