Letizia vuelve a brillar en la coronación de Guillermo y Máxima

La princesa de Asturias, de nuevo entre las más elegantes, con un vestido en seda y tul titanio bordado con microperlas, acero y cristal, de Felipe Varela. Lo acompañó con un tocado disco con pétalos de organza y plumas al tono, de María Nieto, y sandalias y pochett en ante hematite, de Magrit.

10.243
Compartir

Aunque era un acto de mañana, la ceremonia de entronización de Guillermo y Holanda como reyes de Holanda en la Nieuwe Kerk (nueva iglesia), situada en la plaza Dam junto al Palacio Real, requería que las damas vistieran traje largo y sombrero o tocado. La princesa de Asturias optó por a segunda opción, muy favorecedora, y más cómoda de llevar que los sombreros.

Al igual que en la cena de gala de ayer, eligió un favorecedor recogido bajo con raya al lado y como únicas joyas unos sencillos pendientes de diamantes y la condecoración de la Gran Cruz de Carlos III.

 Tocado-Maria-Nieto

La princesa de Asturias lució un tocado de disco con pétalos de organza y plumas, de María Nieto.

Príncipes de Asturias

Los príncipes de Asturias se sentaron al lado de Victoria de Suecia y su marido Daniel Westling.

 

El príncipe Felipe llevó uniforme de gala de la armada con varias condecoraciones, entre las que destacan la Gran Cruz de la Orden de Orange-Nassau, con banda, una distinción que le fue concedida en 2001 por la propia casa a la que pertenece el monarca holandés; el Toisón de Oro, la orden dinástica más prestigiosa del mundo; la Gran Cruz de la Orden de Carlos III o la Gran Cruz del Mérito Naval.

Principes-de-Asturias

Letizia, espectacular con un vestido de Felipe Varela que resaltaba perfectamente su silueta, y Felipe con uniforme de gala de la armada.