Letizia, notable en estilismo, Elena, sobresaliente

La princesa de Asturias optó por la corrección más absoluta y sin estridencias para el desfile de la Fiesta Nacional. Optó por un traje chaqueta de inspiración Chanel, un look muy similar al de su cuñada Elena, que estaba espléndida, de Óscar de la Renta.

Compartir

Para esta ocasión, Letizia eligió un traje de falda en lana de tweed en tonos tierra, con chaqueta a la caja, ribeteada y sin botones, que acompañó con un top en tono crudo.

 

Letizia lució un look muy natural y sencillo.

Como complementos, optó por una cartera de mano de ante y unos zapatos de salón a tono. Con su melena suelta y natural, tampoco quiso llamar la atención en su maquillaje, que priorizaba sus ojos y dejaba los labios con un suave brillo.

Letizia, en primer término, con su cuñada, Elena, que lució un sofisticado moño. Detrás de ellas, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría.

 

La princesa de Asturias y la duquesa de Lugo protagonizaron un involuntario duelo de glamour.

Como suele ser habitual, Elena lució complementos con la bandera española.

Los príncipes de Asturias, durante el desfile.

La hija mayor de los reyes volvió a acertar con su estilismo.

La princesa de Asturias eligió un estilismo muy similar al de su cuñada Elena, aunque el de la duquesa de Lugo, mucho era más sofisticado, con un vestido y torera en tweed del diseñador dominicano Oscar de la Renta, un cuello de visón y un elaborado moño.