Letizia, más sobria que nunca con “look total black”, en el Liceo de Barcelona

Los príncipes de Asturias y Girona, presidieron el concierto organizado por la Fundación Príncipe de Girona en colaboración con el Festival Castell de Perelada, una gala dirigida a jóvenes de 16 a 35 años, que tiene como objetivo potenciar a la música como instrumento para crear un mundo mejor. El acto, que contó con el patrocinio de Felipe y Letizia, comenzó con una comunicación inicial de la directora general de la fundación, Mónica Margarit, informando que la ganadora del Premio Fundación Príncipe de Girona era la soprano Auxiliadora Toledano, una de las voces emergentes de la lírica. La cantante cordobesa estudió canto y piano en el Conservatorio Superior de Salamanca con premio extraordinario y también se ha formado con Teresa Berganza en España y con Renata Scotto en Roma.

Compartir

En el foyer del teatro sonó, a continuación, y en presencia de Letizia y Felipe, el concierto a cargo de la violinista Leticia Moreno y la pianista Alba Ventura, ambas galardonadas en ediciones anteriores con los premios de la Fundación Príncipe de Girona, que con su calor musical y virtuosismo trascendieron la frialdad que habitualmente se asocia a los actos institucionales.

Los príncipes Felipe y Letizia en el Liceo de Barcelona

Felipe de Borbón y Letizia Ortiz, príncipes de Girona, saludaron a los jóvenes músicos y a otros invitados que se dieron cita en el brillante concierto del Liceo barcelonés.

Eligió la princesa Letizia un más que estricto “look total black”, acentuando el toque de sobriedad extrema una ausencia de joyas casi notoria, pues solo llevó pendientes. Como siempre, la elegancia de la princesa Letizia ocupó capítulo propio. Tanta discreción la ayudó a mantener el anonimato, pese a ser un personaje enormemente popular, cuando Letizia Ortiz se paseó de incógnito por las calles de la ciudad condal, pues la princesa de Asturias eligió acudir al lugar a pie, sin ser reconocida por ninguna de las personas con las que se cruzó en su camino al Liceo.

La princesa Letizia en el Liceo de Barcelona

Los pendientes fueron la única concesión de la princesa Letizia en un “look” extremadamente austero, que causó impacto en los asistentes al concierto.

Los príncipes de Asturias y Girona estuvieron en Barcelona desde primera hora de la mañana, y mientras Felipe se reunió con miembros del patronato de la Fundación Príncipe de Girona, con los que comió en el palacete Albéniz. Letizia se marchó al Liceo, donde participó en un taller de músicos jóvenes, algunos de ellos discapacitados, dirigido por Jaume Lleixà, coordinador de la orquesta de Cadaqués.

Xisca Perelló en el Liceo de Barcelona

La novia de Rafa Nadal, Xisca Perelló, asistió sin el tenista al concierto, pues el tenista competía en esas fechas en Estados Unidos.

Entre los asistentes al concierto del Liceo se encontraba como invitada Xisca Perelló, la guapa novia del campeón de tenis mallorquín Rafael Nadal, que acudió sin su chico que se encontraba en esas mismas fechas compitiendo por la final del “Masters 1000 de Indian Wells”.