Letizia, una reina muy en forma

Es una de las imágenes más comentadas. El saludo de  Letizia a Artur Mas dejó patente que nuestra reina se mantiene en una estupenda forma física y sus brazos parecían más propios de una deportista profesional que de un miembro de la realeza. Y aunque la genética ayuda, para conseguir este aspecto hay detrás, también, muchas horas de trabajo…

15.858
Compartir

Durante la reciente visita de Felipe y Letizia a Cataluña, su primera parada tras ser proclamados reyes, destacó una vez más la elegancia de la que fuera Princesa de Asturias.

Durante su encuentro con el presidente de la Generalitat, Artur Mas, la Reina lucía un modelo negro que dejaba sus brazos al descubierto y una de las cosas que más llamó la atención fue lo tonificados y fibrosos que están, casi propios de un deportista profesional. Musculados y sin un gramo de grasa. Al contrario que millones de mujeres, Letizia, de 41 años, no tiene que preocuparse en absoluto por la pesadilla de la tan temida flacidez… Pero por supuesto su trabajo le cuesta.

Y es que la recién estrenada reina de España cuida su imagen al máximo y eso incluye su figura. Aunque hay que reconocer que es eso la genética tiene mucho que ver, solo hay que fijarse en su hermana Telma o incluso en las fotos de Letizia de pequeña, donde podemos comprobar que era una niña muy delgada. Aún así, es cierto que en los últimos años ha ganado tono muscular y ha definido los brazos.

reina letizia en forma

Tonificados y sin un gramo de grasa. Aunque hay quien opina, sin embargo, que son excesivamente delgados.

Pero no solo eso, también puede presumir de unas piernas estupendas, que le permiten lucir faldas cortas y pantalones estrechos… Solo hay que recordar la imagen de Letizia subiendo las escaleras de la Zarzuela enfundada en un precioso vestido color vino, junto a Carla Bruni, entonces Primera Dama de Francia. Y desde luego no tenía nada que envidiarle a la modelo.

reina letizia en forma

La Reina vista por detrás presume también de una envidiable silueta.

¿Pero cómo consigue todo eso? Pues para empezar cuida mucho su alimentación, hay quien dice que incluso en exceso, y además practica mucho ejercicio.

La reina Letizia acude con regularidad al gimnasio que está instalado en su residencia oficial, tanto como sus compromisos profesionales se lo permiten. Gimnasio que utiliza el resto de la familia y donde también entrenan sus escoltas.

Pero además le gusta practicar senderismo y dar largos paseos por la sierra de Madrid con sus hijas, un ejercicio excelente para mantener una buena salud cardiovascular y para lucir esas piernas.

Sin embargo su secreto no es ningún deporte propiamente dicho, sino una actividad mucho más entretenida: el baile. La esposa de Felipe VI  tiene un profesor de fitness y zumba, práctica que mezcla ritmos latinos y caribeños con ejercicios que trabajan sobre todo la parte inferior del cuerpo, piernas, glúteos y pantorrillas, que acude a Zarzuela dos e incluso tres veces a la semana. De hecho, apenas tres días antes de convertirse en Reina, Letizia invitó a algunas de sus mejores amigas a una de esas clases de zumba en su residencia oficial.

reina letizia en forma

Piernas torneadas que quedan aún más realzadas con los zapatos de tacón.

Aunque eso no quiere decir que le gusten todos los deportes: hay dos que se le resisten y son precisamente los favoritos de su marido, la vela y el esquí, a pesar de todos los cursos intensivos a los que se ha apuntado a los Alpes.

El ejercidio y la alimentación son pues las claves de que Letizia se haya convertido en una reina en forma… Y eso, unido a su estilo la han convertido en la top de las royalties. Aunque también se han alzado algunas voces discordantes que hablan de su excesiva delgadez. Un mal que, se ha publicado, es producto del estrés y la presión a la que se ven sometidas también mujeres como Kate Middleton o Mary Donaldson, en lo que se ha llegado a denominar el síndrome de Diana, en referencia a la fallecida princesa de Gales.

reina letizia en forma

La Reina luce también una espalda definida que le permite lucir escotes como estos.