Las deudas pudieron haber causado el suicidio de L’Wren Scott

Según The Telegraph una de las causas que podrían haber causado el sucidio de la diseñadora son las deudas que arrastraba su empresa LS Fashion. Al parecer estaba en números rojos desde hacía años y debía a sus acreedores más de cuatro millones de euros, aunque la empresa en sí estaba valorada en más de 1,5 millones de euros.

2.636
Compartir

Pese a que Mick Jagger, su novio durante más de 13 años tiene una fortuna que se estima en más de 250 millones de euros, a L’Wren le gustaba ser independiente y quería evitar a toda costa el depender de su novio para solucionar sus problemas financieros. No le gustaba que se hablara de ella como “novia de Mick Jagger”.

l'wren-traje-blanco

Otra de las especulaciones es que el cantante y ella no atravesaban una buena racha e incluso se ha llegado a especular con que Jagger podría haber tenido otras amantes durante los 13 años que compartió con la diseñadora. Estos rumores han sido desmentido por el entorno del cantante. Según parece, la pareja estaba planeando casarse e incluso querían tener hijos.

Mick Jagger ha escrito una emotiva carta a su novia que ha hecho pública a través de su web: “Todavía estoy tratando de comprender cómo mi amante y mi mejor amiga ha posido terminar su vida de esta manera tan trágica. Pasamos maravillosos años juntos y construimos una gran vida para ambos. Ella tenía una gran presencia y su talento era muy admirado, no solo por mi”.

El cantante de los Rolling ha cancelado el primero de sus conciertos de su gira australiana. De hecho, estaba en Perth cuando conoció el trágico fallecimiento de su pareja y pocas horas más tarde partía hacia Nueva York, donde L’Wern Scott acabó con su vida.

La diseñadora y el rockero, ella de 49 y él de 70, llevaban 13 años de relación. Se trataba de la quinta pareja estable de Mick, conocido por sus escarceos sentimentales y sus infidelidades.

Compartir
Artículo anteriorDavid Bisbal se divierte con Pablo Motos en "El hormiguero"
Artículo siguienteCarlos y Camilla, muy tiernos de visita en un hospital infantil