La verdad sobre la muerte de Tara Palmer-Tomkinson

La verdad sobre la muerte de Tara Palmer-Tomkinson

Tara Palmer-Tomkinson, ahijada del príncipe Carlos de Inglaterra, fue encontrada muerta en su casa de Londres el pasado 8 de febrero.

tara-palmer-1
Tara Palmer-Tomkinson había llevado una vida muy glamourosa y era toda una ‘celebrity’ en el Reino Unido.

Tara Palmer-Tomkinson había desvelado el año pasado que le habían descubierto un tumor en el cerebro, después de que un escáner descubriera que su glándula pituitaria había crecido, pero finalmente resultó benigno. Sin embargo, padecía una de las denominadas enfermedades raras, en este caso autoinmune que le causaba una gran debilidad. Pese a todo, esta no fue la causa de su muerte.

Ha sido su hermana, Santa Montefiore, de 47 años, quien lo ha desvelado en Twitter. Ha muerto de por causas naturales, una úlcera perforada. “Los amigos de Tara y su familia saben que estaba muy bien de ánimo en sus últimos días. Tenía planes, viajes y había escrito una nueva canción muy emocionante”.

La vida de Tara Palmer-Tomkinson estuvo marcada por su lucha constante contra la adicción a la cocaína que le llevó incluso a ser sometida a una operación para reconstruir su tabique nasal. Hay quienes manifiestan que nunca logró dejar este hábito del todo.

Ahijada del príncipe Carlos, mantuvo una estrecha relación con la familia real británica y llevó una vida llena de glamour, pero también de excesos.

Artículo anteriorLa infanta Elena ha dado la cara en su semana más difícil
Artículo siguienteMiguel Bosé da su primer concierto tras la muerte de Bimba